Visitas de hoy en adelante... "Cualquiera" no contó el primer millón

Entre nos...

jueves, 25 de marzo de 2010

Soy adicta al Internet... ¿y qué?

No pertenezco al grupo de Adictos Anónimos al Internet (AAI) porque no me dá la Santa y Real gana. Me niego a pararme ante un círculo de otros adictos para decir: “Buenas noches. Mi nombre es Cassiopeia MacMillan, tengo 54 años y hace más de 12 que soy adicta a las computadoras y al Internet. No puedo pasar más de dos horas sin checar mensajes electrónicos, ni un día sin leer blogs”

Inmediatamente los otros ojerosos adictos –ya no tan anónimos en esa etapa de confesiones- me dirían a coro y en estéreo: “Buenas noches, Cassiopeia... etcétera, etcétera, etcétera...”

¡Nooooooo! No lo toleraría. Y menísimos que mi pobre familia se someta a las terapias de grupo para los Familiares de los AAI.

Entonces, ¿qué queda? Señoritos y señoritas... queda la penosa estrategia de “romper en frío”. Lo interesante es que aunque no estoy interesada en hacerlo, ya sé lo que se siente.

El Withdrowal Syndrome -o Síndrome de Retirada- de cualquier adicción es más terrible que los efectos mismos de la adicción. Y en el caso de los adictos al Internet, una se siente que se muere, suda frío, los dedos se mueven como si estuvieran tecleando y la vista busca cualquier pantalla, aunque sea la de un televisor. ¡Es horrible!

Este fin de semana estuve privada del Internet en un supuesto “viaje de placer” en un alegado hotel de 5 estrellas ubicado en un “resort/Paraíso caribeño”.

¡Oh Dios! ¿Para qué fui? Tan feliz que soy en mi casa, donde en vez de 5, tengo todas las estrellas del mundo solo con salir al patio y con escuchar que me llamen con mi nombre de constelación...

Pues fui para acompañar a mi “Pariente Más Cercano”, quien había recibido el viajecito como premio por sus ejecutorias laborales... y porque –honestamente- yo también me lo merecía por apoyarlo.

El asunto es que me habían dicho que en ese resort paradisíaco había guai fai (wi-fii) hasta en el baño. También me habían advertido que tener Internet en la Blackberry era una invitación a que me cobraran aproximadamente $900 -¡DIARIOS!- ya que no aceptaban a mi proveedor de servicios telefónicos.

Así las cosas, esta chatita optó por desactivar el Internet del teléfono, y llevarse a la com-PUTA-Dora, “La Promiscua” de la que ya les hablé, que en comparación con los nuevos modelos parece un grill-aplasta-sandwiches de 12 pulgadas.

Bellos como camellos, mi esposo -o “pariente mas cercano”- y yo nos movilizamos por dos aeropuertos. Yo, en silla de ruedas; y él, cargando La Promiscua y varios paquetes, hasta llegar al dichoso Resort. Ahí empezó la tragedia.

No funcionaba el guai fai de la habitación, tamaño suite, por aquello de que era para personas con impedimentos, y son necesarios los espacios anchos para que se desplacen las sillas de ruedas, y las paredes con barras. Pero, ¿cuál era el rollo de no tener guai fai en una habitación para personas “especiales”? No caminar no es sinónimo de no teclear. ¡Por Dios que no escribo con los pies!

En resumidas cuentas, no pude usar el Internet sábado ni domingo. El lunes tuve una hora de acceso desde el lobby del Paraíso hotelero 5 veces estrellado. El lunes cuando intenté repetir la hazaña mientras hacíamos el check out, ¡el hotel perdió la señal de gui-fi!

Finalmente: Buenas noches. Mi nombre es Cassiopeia MacMillan, tengo 54 años y hace más de 12 que soy adicta a las computadoras y al Internet. No puedo pasar más de dos horas sin checar mensajes electrónicos, ni un día sin leer blogs y estoy en la desesperación total después de pasar 4 días sin leer blogs. Así que ésta noche me voy a pegar de la compu como hiedra a pared a ver su recupero decenas de lecturas atrasadas.

Soy adicta... ¿y qué? A Cualquiera le sucede.

(Foto del Internet... protagonista de mi adiccion)

lunes, 15 de marzo de 2010

Un GPS para los carteros

El pasado 10 de enero descubrí una casita que me gustó muchísimo. No recuerdo como llegué, pero el día que lo hice, caí en un post simpatiquísimo: Ministry of Silly Walks, del blog La Lagartija con Alas, lanzaba un reto a sus seguidores/ amigos/ comentaristas: escribirse cartas.

¡Sí! Cartas de papel estableciendo un Club Postal, ¡cartas escritas en tinta! O a lápiz, bolígrafo, crayola… ¿Quién no las recuerda?

Yo, de tímida que soy, fui la primera en comentar. Si mal no recuerdo, quedé en que nos comunicáramos las direcciones postales por facebook (¿no había dicho ya que soy tímida?). A partir del intercambio de direcciones, nos escribiríamos, bueno, en realidad, creo que el pacto fue escribirle a la dueña de la casa.

Pues señores y señoritas, busqué entre las cajas de papel bonito que guardo para las emergencias. Seleccioné uno alegre, de mariposas y girasoles.

Empuñé un un bolígrafo Bic Pro+ Gel, de los que anuncian los estuches amarillos son: “New!”, “Noveau!”, “Confortable Writing!”, “Écriture confortable!” de los que no me asesinan las callosidades de los dedos... y herramientas en mano, verifiqué la dirección portal de mi nueva amiga. Me fajé como no tienen idea para escribirle un corto mensaje en el que creo que le explicaba el esfuerzo en cuidar la caligrafía que ha empeorado con los años y mi trabajo. Y estoy segura de que comencé a escribir en letra del molde... y después... no recuerdo (espero que la pueda descifrar).

Le pegué toda una variedad de sellos ya que sus pequeños los coleccionen. ¿Y saben qué? Todavía no ha recibido mi cartita. Cada vez que le comento alguno de sus brillantes, originales y simpáticas le pregunto: "¿Todavía?". También la fastidio por facebook: "Mujer que yo tampoco he recibido nada". ¿Será que se perdieron los carteros? ¿Necesitarán un GPS? A Cualquiera -que soy yo- le puede pasar que se pierda... pero jamás un cartero.

Por cierto... celebro hoy su cumpleVida. Afortunadamente no le envié por correo el bizcocho, pastel, cake, o como se diga en su país. Quizá el cartero come cartas también... ¡Feliz cumpleVida, Hermosa!

(Foto x Cassiopeia)


lunes, 8 de marzo de 2010

¿Día de la Mujer? No me celebres**

Pudiera ser la nota discordante en éste día de flores y felicitaciones, pero no puedo desperdiciar la oportunidad de llevar éste mensaje que recibí por Internet:

* No me celebres este día, si para recordar que soy mujer, el resto de año pasas sobre mis derechos y sólo me reconoces obligaciones: obligaciones como hija, como pareja, como madre, como hermana, como amiga, como trabajadora. Pero me pones un pero cuando te pido para mí, como mujer.
* No me celebres este día si para ti mujer es sinónimo de abnegación y sacrificio, pero cuando se trata de ser una mujer fuerte que sabe lo que quiere y le tiene miedo a todo pero no lo demuestra, el resto del año me llamas cabrona.
* No me celebres si dices que como soy lo más hermoso, que ni con el pétalo de una rosa me tocarás nunca... pero me lastimas con tus palabras, con tu silencio, y peor aún si algún día me pones la mano encima.
* No me celebres si para llevarme a la cama me subes el cielo y las estrellas, pero al cabo de unas horas me llamas zorra y te burlas desconfiando de mi sensualidad. Si mi placer amenaza tu hombría es tu problema no el mío, el que seas incapaz de valorarlos como un gesto de honestidad conmigo misma y contigo. Recuerda que los santos no aman asi.
* No me celebres mi libertad si me encarcelas con celos, desconfianza y aún con mentiras, minando mi autoestima y mi confianza en mi misma. Hay barrotes que te permiten sentirte seguro de mí, el amor uno de ellos, me encierras en esas jaulas invisibles para volar por tu propia cuenta y volver cuando te place o te gana la culpa. No me hables de libertad cuando sólo justificas tu egoísmo y falta de sinceridad.
* No me celebres si cuando me convierto en madre, olvidas que soy una mujer, y reduces mi talento y virtudes al cuidado de la casa y de los hijos como único valor, y te olvidas que soy un ser humano igual que tú, y que ambos podemos cuidar de los hijos, del hogar y del trabajo con la misma devoción.
* No me celebres si piensas que "las viejas" tienen que ser sólo cuerpo y evadir la mente, que la inteligencia es un atributo inútil y que la capacidad en una "vieja" te asusta porque es "demasiado lista" para ti: con la vara que mides te medirán.
* No nos celebres, hermana congenere, si te dices mujer pero cuando te conviene la tomas contra tu mismo género, no por defensa personal sino por supervivencia animal. Cuando te vales de nuestros encantos y de su debilidad, para obtener concesiones, premios inmerecidos, la atención patológica de los demás, y te mueves dentro de ti misma como un cubo de rubik y te configuras a conveniencia.
* No te escudes en debilidad cuando tus armas son hilos de acero que sostienen tu fachada, cuando juegas con las mentes de otros, cuando te conviertes en cómplice de una injusticia contra otra mujer. No te celebres cuando te sientes Diosa y juegas con la vida de otros dentro de tu vientre; no te corresponde negar la vida cuando Dios la concede, no te atrevas a negar tu naturaleza y ser tu peor enemiga. Ya ves que por unas cuantas, nos juzgan a todas no nos "ayudes" más.
· No me celebres diciendo que soy lo máximo... si consideras que el amor de mujer es como invertir en la bolsa de valores: que puedes tener muchas, e invertir mucho o poco segun los intereses que tengas en cada una. El corazón de una mujer no es un banco, no tienes derecho a poner todo y retirar todo según tu conveniencia, eso es un robo: le robas a cada una el derecho de un amor sincero, y le robas a otro hombre la oportunidad que tú no quieres ni te interesa.
* No me celebres cuando al contarte mis cosas minimizas mis problemas a "tonterías de mujeres", "simples pendejadas", porque cuando quieres que te escuchen no te dedico un par de minutos para concluir "esas son tonteras, simples pendejadas de hombres".
* No me celebres con bombo y platillo, si confundes "consejo de amigos" con una cátedra de lo que "se espera de mi" o como reduzcas mi vida a simples teorías "Ustedes las mujeres" "Todas las mujeres" "Ninguna mujer" si tu propia complejidad no te permite entenderme desde donde estoy parada.
· No me celebres para tenerme lástima. Yo elegí mi sexo. Lo elegí desde el punto en que aún lo sigo siendo, unas más femeninas que otras, unas más frágiles, otras más fuertes, pero todas mujeres. No me vengas con discursos sobre igualdad y ponerme a prueba como si me concedieras un dulce: no somos iguales, y no pido ser tu igual, sólo pido derecho a ser quien quiero ser, te guste o no, es mi derecho a ser feliz lo que defiendo cada día.
* No me celebres. No quiero flores. No quiero abrazos. Ni felicitaciones. Dame tu respeto todos los dias, aun cuando me equivoque porque no soy una santa, incluso cuando no sea la linda y dulce mujer que siempre tiene que poner buena cara y me encabrone con razon o sin ella. Dame amor cuando lo sientas, no me robes tiempo y espacio con mentiras, entrégate en vez de robarme para darle a otras personas lo que dices que es mío y aprende a valorar lo que te doy. Respeta mis derechos y cumple tus obligaciones.
*No calles cuando se cometa una injustica contra mí, no alces la voz ni la mano, no hieras hablando o callando. Apóyame a ser quien quiero ser, quien tengo que ser, no quitándome las piedras, pero sin ponerme el pie. Si soy madre ayúdame a ser equilibrada, apoya mi causa sin ser una carga, porque la mano que mece la cuna es la mano que mece al mundo.
Esa es la única celebración que quiero: no me celebres. Acéptame como soy, cada día, no una sola vez al año.

**Gracias querida Gilda, ¡replico tu mensaje! Ojalá el año que viene hayamos olvidado el significado de la cinta que llevo hoy.

sábado, 6 de marzo de 2010

Kreativ Blogger, de Uru

No por malagradecida, sino por absoluta y totalmente despistada, dejé “para después” recoger y repartir uno de los premios mas codiciados entre la comunidad blogera: el “Kreativ Blogger”, esta vez, de parte de Uruguayita, una de mis admiradas y queridas “Amiga Poderosa”.

Aunque, ahora que lo recuerdo... el retraso me lo provocó el dolor de cabeza de tener que seleccionar a 7 personas a quienes pasarle el premio. Y sobretodo, realizar el mismo ejercicio en duplicado. Ya verán la razón...

Diariamente disfruto –como no tienen idea- de los post más recientes de al menos las primeras 10 casitas que aparecen en mi listado de casi 100. Me atraso cuando 15 de ustedes actualiza con minutos de diferencia. Esas lecturas diarias me refuerzan el orgullo de conocer a tantas personas talentosas que disfrutan de momentos de creación íntima para luego entregarnos su obra a manos llenas. Entonces... ¿quién se atreve a decirme que conozco sólo a 7 “Kreativos”?

Por ahora, y con el permiso de los otros, me autocontrolo para mencionar únicamente a: Cuetzpallin, del Blog de la Lagartija; a Cris, de Retales de Mí; a Malbicho, de El Fanzine de Malbicho; a Ministry of Silly Walks, desde la Lagartija con alas; a Cállate Tú; a Dragonfly; y, a San, de Corazón de Nuez.

Ahora bien... tengo una ventaja. Además de Uru, recibí el mismo premio de parte de LaMari. ¡En la otra casita pude mencionar a otros 7! El otro dolor de cabeza es cumplir con el requisito de revelar 7 cosas que me desnuden. Como no me voy a quitar la ropa... confieso que:

1. Soy irreverente.

2. Cosí vestuarios de teatro para ayudarme a pagar los estudios.

3. Me matriculé en geología para evitar tomar química, y porque la clase estaba llena de hombres guapos.

4. No puedo salir a la calle sin pantallas, lipstick ni perfume.

5. Practiqué tiro al blanco con cuchillas para competir con mis hermanos y primos (beneficio marginal de haber sido la única hembra por 12 años en toda la familia paterna.

6. Regalo “porque sí” y le celebro los cumpleaños a todos como si fuera el mío.

7. No sé hacer café, ni me interesa aprender. Tengo el lujazo de tomar dos tazas de los más exquisitos del mundo cada mañana.

Ya me confesé. Espero que los 7 recipientes pasen por el mismo "dolor de cabeza" que yo. Mientras tanto... Besitos de coco... pa' los locos. Por cierto... están incluídos con el premio:

viernes, 5 de marzo de 2010

Mis "ladrones-roba-corazones" chilenos

En muchos países amaneció como siempre, pero no en Chile. Las noticias de Internet delataron la tragedia que ocasionó otra placa tectónica al sacudirse la pereza. Imitó a la que devastó a Haití, pero con más fuerza..

“¿Viste lo de Chile?”, fue el saludo inicial de mi mejor amiga el domingo en la mañana. Y antes de que me diera tiempo a pensar en alguna emergencia política, me lo zampó como aceite de bacalao a niño de 3 años.

Inicialmente pensé que había sido “otro más”, de los que conocen tanto chilenos como californianos. Pero no. Cuando me dijo la intensidad y que desde temprano se habían estimado fatalidades, me puse fría.

¡Mis ladrones chilenos! ¿Cómo estarán los muchachos-roba-corazones que le agarraron el tun-tun tun…tún a la salsa en la sala de mi casa? ¿Qué habrá pasado con los amorosos ladrones a quienes le abrimos las puertas de nuestro hogar y se llevaron nuestro amor? Dentro del egoísmo humano confieso que sólo vinieron a mi mente los ojazos azules del Gato y lo difícil que se le había hecho aprender a bailar salsa con Carla, Sheila Bibiana y Natalia. Recordé las largas conversaciones de política con Nicolás, sobre cómo toreamos con cariño y respeto opiniones tan disímiles, y sus destrezas al demostrar los bailes típicos de su tierra. Pensé en Fer y en su mamá; en Guillermo, en Andrés y en Posti, que corrió con mi esposo en un maratón 10K.

¡Mis chilenos ladrones de corazones!

De golpe no supe si Pablo vivía cerca del epicentro o no. Solo recordaba que era cerca del mar, al sur, en una geografía “de revista”. Pero en esos momentos ni un GPS te orienta. ¿Cómo se habrán manejado los padres de Javier? Tan divinos ellos, y tan sorprendidos cuando estuvieron en casa recientemente y corroboraron que su hijo es parte de nuestra familia y que acá lo llamamos con el sobrenombre que le tienen los amigos. ¿Y su hermanito menor? ¿Cómo habrá reaccionado?

¿Estarían veraneando en las costas ahora devastadas? Eran los mismos lugares a los que visitó mi hijo (el favorito de los menores) cuando hizo el intercambio académico. ¡Dios! ¿Y las familias que mi hijo conoció la semana que hizo trabajo voluntario en Techo para Chile? ¿Y los directores que los acompañaron y se aseguraron que me pudiera comunicar con él desde las áreas más remotas? Las imágenes en Internet eran cada vez peores.

Mi mente galopó a velocidad vertiginosa. Como si buscara una lista de asistencia en mi corazón seguí, en desorden alfabético: ¿y la familia de Ruth, mi editora, amiga de tantas décadas? ¿Y la de Ale y su esposa? ¿Y la de doña Ena y su esposo? ¿Y Pamela, mi compañera de estudios? ¿Y las queridas cyber amigas Aeylin y San?

Mi primer impulso fue un email colectivo a mis ladronzuelos y a sus padres. Los muchachos se fueron “reportando poco a poco. Por messenger, facebook, twitter, o contestando mensajes de correo electrónico que fui recibiendo durante el día. Al otro día me llamó Elizabeth, la mamá de Nicolás, y me contó de Lucho, Valeria, Daniela e Ignacio. A estas horas, todavía no sé de Pam. No sé si fue porque lo envié a una dirección incorrecta; o como en el caso de Ruth, que se lo envié a otra Ruth.

Y sé se Ruth. Todo bien. Hace unos minutos recibí un email Ale. Me dice que finalmente recibió noticias de su hermano Javier, residente de Talcahuano. “El y su familia bien, sin nada pero bien”.

Los muchachos que me dijeron “tía” desde que nos conocimos no son los únicos chilenos que se han quedado con trocitos de mi corazón. Pero ni a ellos ni a todos los demás los dejaremos solos.

Para saber cómo ayudar, la siguiente página de facebook tiene información detallada y actualizada: QUIERES AYUDAR?? DONDE DEJAR TU AYUDA EN SANTIAGO?... REENVIAR

Fuimos solidarios con Haití. Mi país ha instalado hospitales a largo plazo allá. Todavía falta mucho que hacer en Haití, pero no podemos dejar solo a Chile. Repito con mucho dolor que a Cualquiera le puede suceder.

Nota: no pude subir este post hasta saber de mis ladronzuelos y los otros chilenos cercanos a nosotros. ¡Me falta Pamela!

(Foto de la Web, publicada por "hartos" diarios a través del mundo")

jueves, 4 de marzo de 2010

Mi novio cumple 332 años hoy

Me levanto tempranísimo, abro la compu y, ¡chás! Google me ganó al “celebrar” a Antonio Vivaldi en la página de apertura.

¡Vaya que parecería viejito con el homenaje! Pues no. Nunca se pondrá viejo. Ni llegará a ser uno de mis muchos ex novios. Tony sabe que es mi novio no sólo por Las Estaciones que todos reconocemos hasta cuando las usan de fondillo musical en juegos de video (¡Aghhh!).

De nuevo; Google me ganó posteando el onomástico. En lo que yo le voy a ganar es en acompañar el logo con música.

Y como A Cualquiera le puede suceder, antes de que amanezca, comparto "nuestra" Noche:

Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

Translate to your Language!

Get more followers

Plus

Bookmark and Share

Licencia CC

Creative Commons License
ConViviendo con Intruso by Cassiopeia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Puerto Rico License.
Based on a work at acualquieralesucede.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://creativecommons.org/.