Visitas de hoy en adelante... "Cualquiera" no contó el primer millón

Entre nos...

viernes, 31 de diciembre de 2010

felis anyo muevo

felis anyo muevo *sretna nova godina *Gayoleru añu nuevu! *ᎠᎵᎮᎵᏍᏗ ᎢᏤ ᎤᏕᏘᏴᎠᏌᏗᏒ *Sin-nî Chhut-thâu-thiⁿ 新年出頭天)*Happy New Year *Próspero aninovo *Biel An Gnûv! * Felica Nova Yaro * Athbhliain faoi mhaise duit *Prosperous New Year *Bliain úr faoi shéan is faoi mhaise duit *Happy New Year to you *Sabai dee pee mai *Gesælig Niw Gear...

A Cualquiera le puede suceder que se interese en aprender a pronunciar la frase del día. Tremendo reto. Me cuentan.

domingo, 26 de diciembre de 2010

La Palabra del Día: “Navidad”

Entre los amigos que no me conocen, está Ricardo. Sin saber quién soy, hace envíos casi diarios a mi correo privado y me habla de palabras. Lo mismo palabras bonitas, que las no tan bonitas.

Ésta semana me habló de “Navidad”. Pero justo en el momento que pretendía compartir el mensaje, el Duende de Blogger me jugó otra trampa: no me permitió acceder como usuario para dejar la entrada en ninguna de mis tres casitas.

Como en ocasiones -¡en ocasiones!- soy paciente… aquí la entrada de mi amigo Ricardo Soca sobre “Navidad”:

“Cuando compramos los regalos de Navidad, decoramos el árbol o nos reunimos con la familia alrededor de la cena navideña, raramente nos detenemos a pensar cómo se fueron formando esas tradiciones milenarias, algunas de ellas mucho más antiguas que el propio cristianismo.

“La conmemoración del nacimiento de Jesús, la fiesta más universal de Occidente, se celebró por primera vez el 25 de diciembre de 336 en Roma, pero hasta el siglo V, la Iglesia de Oriente siguió conmemorando el nacimiento y el bautismo del niño Dios de los cristianos el 6 de enero. El nombre de la fiesta Navidad, proviene del latínnativitas, nativitatis 'nacimiento', 'generación'.
“En siglos posteriores, las diócesis orientales fueron adoptando el 25 de diciembre y fueron dejando el 6 de enero para recordar el bautismo de Cristo, con excepción de la Iglesia armenia, que hasta hoy conmemora la Navidad en esa fecha de enero.
“No se conoce con certeza la razón por la cual se eligió el 25 de diciembre para celebrar la fiesta navideña, pero los estudiosos consideran probable que los cristianos de aquella época se hubieran propuesto reemplazar con la Navidad la fiesta pagana conocida como natalis solis invicti (festival del nacimiento del sol invicto), que correspondía al solsticio de invierno en el hemisferio norte, a partir del cual empieza a aumentar la duración de los días y el sol sube cada día más alto por encima del horizonte.
“Una vez que la Iglesia oriental instituyó el 25 de diciembre para la Navidad, el bautismo de Jesús empezó a festejarse en Oriente el 6 de enero, pero en Roma esa fecha fue escogida para celebrar la llegada a Belén de los Reyes Magos, con sus regalos de oro, incienso y mirra.
“A lo largo de los siglos, las costumbres tradicionales vinculadas a la Navidad se desarrollaron a partir de múltiples fuentes. En esas tradiciones, tuvo considerable influencia el hecho de que la celebración coincidiera con las fechas de antiquísimos ritos paganos de origen agrícola que tenían lugar al comienzo del invierno.
“Así, la Navidad acogió elementos de la tradición latina de la Saturnalia, una fiesta de regocijo e intercambio de regalos, que los romanos celebraban el 17 de diciembre en homenaje a Saturno.
“Y no hay que olvidar que el 25 de diciembre era también la fiesta del dios persa de la luz, Mitra, respetado por Diocleciano, y que había inspirado a griegos y romanos a adorar a Febo y a Apolo.
En el Año Nuevo, los romanos decoraban sus casas con luces y hojas de vegetales, y daban regalos a los niños y a los pobres en un clima que hoy llamaríamos navideño y, a pesar de que el año romano comenzaba en marzo, estas costumbres también fueron incorporadas a la festividad cristiana.

“Por otra parte, con la llegada de los invasores teutónicos a la Galia, a Inglaterra y a Europa Central, ritos germánicos se mezclaron con las costumbres celtas y fueron adoptados en parte por los cristianos, con lo que la Navidad se tornó desde muy temprano una fiesta de comida y bebida abundante, con fuegos, luces y árboles decorados.

“La Navidad que celebramos hoy es, pues, el producto de un milenario crisol en el que antiguas tradiciones griegas y romanas se conjugaron con rituales célticos, germánicos y con liturgias ignotas de misteriosas religiones orientales.”

A Cualquiera le puede suceder que celebre la Navidad sin saber mucho sobre su origen lingüístico... Gracias Ricardo. ¡Feliz Navidad!

(Ilustración del Web... Gracias a Fran)

Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

Translate to your Language!

Get more followers

Plus

Bookmark and Share

Licencia CC

Creative Commons License
ConViviendo con Intruso by Cassiopeia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Puerto Rico License.
Based on a work at acualquieralesucede.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://creativecommons.org/.