Visitas de hoy en adelante... "Cualquiera" no contó el primer millón

Entre nos...

domingo, 15 de noviembre de 2009

Una convocatoria de amor y color para Richard Pagán

Se busca la obra del pintor puertorriqueño Richard Pagán.

Ricky fue uno de los hombres más dulces que he conocido. Se fue antes de cumplir con uno de sus muchos sueños. Veinte años después, un grupo de amigos lo vamos a ayudar a que se cristalice ese proyecto. Nunca es tarde.


La última vez que ví a Ricky, yo era la sub editora de una revista de cuyo nombre no me quiero acordar. Él estaba de paso en Puerto Rico y nos citamos a almorzar en una fonda de comida criolla cerca de la innombrable publicación de páginas glossy a color.


Él, felicísimo de que hubiéramos podido coordinar par de horas de charla. Deliraba por aquél arroz con habichuelas que le anuncié, y por contarme de los colores de las piezas que tenía en mente para su próxima exposición. Yo moría por verlo y contarle de mi familita y de mis proyectos: renunciar a la revista, y una vez estuviera “emocionalmente a salvo y más tranquila”, "buscar" un segundo bebé. Nos reímos muchísimo. Yo no tenía nombre para el/la bebé. Y en ese momento él tampoco estaba seguro del que le pondría a su exposición. Hablamos sin parar de absolutamente todo. Era una costumbre vieja intercambiar ideas de proyectos, de planes, de ilusiones. Como dos hermanos. Pero ese día, como si no nos fuéramos a ver más.


Él me contó de sus mujeres amadas: su madre y su hermana. De alegrías, y de muchas tristezas. Se burló de mi afán de rescatar de la basura dibujitos y los manchones de las mezclas de colores que él hacía. Yo me burlé de su estilo de pintar con el pincel amarrado a palos largos que consideraba pesados para sus brazos tan flacos. Hablamos de mis padres, de mi esposo y los viajes que acabábamos de hacer. Me hizo mil cuentos de Southampton. Yo le conté que en par de semanas viajábamos a San Francisco, y que mi esposo tenía empeño a ir a tal y a mas cual viñedo. Hablamos de mi hijo, y cómo a los 3 años y medio prefería el yogurt sin sabor que le enseñó a comer tío Ricky.


Nos despedimos con prisa. Quedó pendiente una cena en casa para que compartiera con mi esposo y para que constatara que yo no exageraba cuando le hablaba de las maravillas que dibujaba mi nene, y que como montessiorano aventajado que era, ya reconocía silabas. Yo corrí a supervisar el cierre de la edición de marzo de la tal revista, y él salió a encontrarse con otra de nuestras amigas.


No nos volvimos a ver. El último día de enero -con mucha alegría- salí de la revista para no regresar. A principios de febrero, mi esposo y yo visitamos los viñedos. Ya fuera del ambiente estresante, empezamos el proyecto segundo bebé. A finales de marzo -embarazada, pero sin saberlo aún- recibí un mensaje de nuestro amado amigo en común, el también pintor, Rafi Trelles. Era época de beepers. Contesté de un teléfono público. Me lo dijo de un zarpazo.


Ricky murió en Italia, Montichiari, Brescia, el 23 de marzo de 1989. Tenía 35 años.


Hoy, un grupo de sus amigos -fieles y locos- con los que acampaba, corría por la playa, disfrutaba atardeceres y hablaba de colores; los que lo vimos pintar y fuimos sus víctimas como modelos, tenemos otro proyecto. Buscamos a todos los coleccionistas de arte que puedan tener piezas de Richard Pagán, y los exhortamos a se comuniquen con el artista Rafael Trelles, coordinador del Comité Amigos de Richard Pagán, al siguiente correo electrónico:


rafaeltrelles@gmail.com.


Las piezas se reencontrarán en el Museo de Arte Contemporáneo de Puerto Rico, en la Exposición Antológica 2011 de Richard Pagán. Es por eso, que con mucha ilusión, y con gran alegría, uso este espacio para hacer nuestra primera convocatoria de amor y color.

8 comentarios:

Susy dijo...

Mucha suerte en vuestra búsqueda.
Besos

Cassiopeia dijo...

Gracias Susy. Le estamos metiendo muchas ganas y mucha ilusión al proyecto.

La terapia de Rafaela dijo...

Me paece una buenísima iniciativa, lamento no poder colaborar, seguiremos vuestra aventura
besos

Cassiopeia dijo...

Gracias Rafaela. Este creo que ha sido el "Primer llamado" cibernetico. Tan pronto tengamos listas las otras herramientas (pagina web, cuenta de Twitter y de Facebook, Lanzo el grito de ayuda. Hay piezas de Ricky en manos de muchos coleccionistas privados en América, pero hay también en Italia, España y Alemania.
Pronto Twittearemos en masa y Facebookearemos. Ya iré subiendo mas entradas. De hecho, se me acaba de ocurrir montar un álbum aquí!
Para que ustedes también se enamoren de sus colores. Te parece? Te parece Susy?

Besos!

..NaNy.. dijo...

Hola Muy buena buestra iniciativa mucha suerte. Me gusta tu blog nois seguimos visitando. Saludos

Cassiopeia dijo...

Gracias. Nos va a tomar muchas energías, pero estamos motivados. Y yo, que soy tan sentimental, ni te digo.
Te cuento que he disfrutado mucho tu blog y que hoy (tan pronto cumpla con las tareas (ejem, ejem...) tengo pendiente darle atrás al calendario y buscar entradas anteriores. Cautivada por títulos y despues de haber leido las primeras... NaNy!!! Me atrapaste!
Besos!

Susy dijo...

Ya lo creo que si.
Me encanta la idea de que pongais sus obras para que todos las veamos.
Muchos besos

Cassiopeia dijo...

Jajaja! No me río de ti! Me río de mi!!
Intento hacer el álbum y no lo logro. Quizá me tengas que ayudar!

Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

Translate to your Language!

Get more followers

Plus

Bookmark and Share

Licencia CC

Creative Commons License
ConViviendo con Intruso by Cassiopeia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Puerto Rico License.
Based on a work at acualquieralesucede.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://creativecommons.org/.