Visitas de hoy en adelante... "Cualquiera" no contó el primer millón

Entre nos...

jueves, 31 de diciembre de 2009

Celebramos con Río de Janeiro

Otra vez lo hicimos. “Despedimos” el año dos horas antes. Como desde hace 3 años, hemos seleccionado la hora de Río de Janeiro”. Mientras en la tierra carioca hacen el conteo regresivo, nosotros checamos en Internet alguna música de Brasil y entonamos con las uvas, las copas en alto, y por supuesto... las "estrellitas". Eso le da tiempo a nuestros hijos a irse de pachanga, cuando todavía el tránsito no está alocado.


Además, nos da la oportunidad de robarle unas horas a la ilusión de empezar “en limpio” dos horas antes. El sonido de los fuegos artificiales y sus relumbrones en las ventanas de cristal, nos avisaran que es tiempo de darnos el primer beso del nuevo año aunque estemos entredormidos... ¡Feliz Año Nuevo mi amor!


(Foto de la Web... Tengo una parecida, pero no tan buena...)

miércoles, 30 de diciembre de 2009

Miau. Hoy es...30

A petición popular, presento a Calen, el gatito de madera que custodia mi compu, y me mantiene orientada en tiempo. Tiene la ventaja de que aunque pasen los años, nunca caduca ni expira. Siempre está vigente. Como el amor. Miau.

(Foto por Cass)

lunes, 28 de diciembre de 2009

La cuenta regresiva avanza... 28, 29, 30 y 31

Avanza para minimizar la espera: cuatro... tres... dos... uno...

Para esta época siempre tengo los calendarios necesarios para ubicarme temporalmente en cada espacio de la casa: uno para la habitación (para las citas médicas y los viajes y vacaciones de los muchachos); uno al lado del escritorio (para las citas de trabajo “en la calle” y marcar los “deadlines” de las entregas); y otro, en la cocina (para programar las visitas y jolgorios familiares en casa, o en casas ajenas). Para marcar las fechas, les pongo pestañitas de colores con los compromisos, de manera que si cambia de fecha, levanto la pestaña y la acomodo en el cuadrito del día correspondiente... sin hacer borrones.


Además de esos tres -que deben ser bonitos y si posible de los que regala el banco a donde va a parar mi salario antes de esfumarse-; necesito uno plástico, pequeño, que distribuye mi centro de trabajo, y especifica los feriados “oficiales” según el convenio colectivo del gremio al que pertenezco; y otro que llevo en “La libreta Negra” de las reuniones y organizar tareas a corto, mediano y largo plazo.


Hasta mediados de año usé también el calendario de la Palm, pero la desgraciada (no tenía nada de gracia) se murió llevándose al Hoyo Negro un directorio equivalente a miles de páginas y el calendario de varios años de fechas significativas. Ese modelito fue el tercero y último. Ya no quiero saber de las Palms, que aunque sincronizadas, me fallaron cuando más las necesito, que es ... ¡siempre!

Pero de nuevo, faltando 4 días para que finalice el 2009, todavía no tengo los tres calendarios bonitos. Se supone que están “en camino”, pero no sé por dónde vienen. Como “a caballo regalado no se le mira el colmillo”, y “calladita me veo más bonita”, no voy a hacer mucho ruido.


Usaré los que tengo, y mi favorito: un gatito de madera con 2 cubos de números y 3 barras con el nombre de los meses. Me lo trajo mi hermana de alguna isla que ni recuerda. Según pasan los días y los meses, cambias los cubitos y las barras. El gatito le hace guardia de honor a la compu y alegra la mesa de trabajo, además podrán pasar décadas, y mientras alguien mueva cubitos y barritas, se mantendrá vigente. No puedo hacer anotaciones en los cubitos, pero será buen ejercicio para las memoria. (¿Podré?)


Como premio de consolación, la farmacia –como todos los años- me regaló la edición 2010 del Almanaque Bristol. Aunque no puedo anotar las actividades de mis hijos, eventos ni deadlines, podré estar al tanto de los cambios de luna y los días de pesca, y los nombres del santoral, que también son importantes. ¿O no? A Cualquiera le sucede...

(Foto por Cass)

viernes, 25 de diciembre de 2009

Parranda de Navidad por compu, webcam YouTube, ismio y facebook

“Te llevaré una parranda, aunque de mí estés tan lejos, aunque me tenga que grabar y que me veas en You Tube, un aguinaldo con texting ... un seis chorreao por facebook... y por punto com escucharas el revolú.... aunque estés lejos de mi islita y uses la tecnología desde la compu tú tendrás ... una navidad boricua...”

Habrá quien lo vea con una alegría inmensa, y llore de la alegría. Habrá quien lo vea con una tristeza inmensa y ría con tristeza. Lo cierto es que este parrandón de las puertorriqueñas Olga Tanón y Victoria Sanabria narra en ritmos boricuas lo que muchos de nosotros hemos tenido que hacer para conectarnos con familiares y amigos: facebook, Skype, webcams, Twitter, blogs, ismio y YouTube!

No hay Navidades como las boricuas... y la distancia no existe. Los teléfonos inteligentes 3G, el texting... todo está a nuestro favor!

La Parranda que les quiero mostrar se ve mejor en la doble pantalla que provee ismio. Como no conseguí el embeded para colgarlo tal cual, los convido a verlo en el siguiente url:

http://ismio.com/tube/2009/12/06/navidad-boricua-olga-tanon-y-victoria-zanabria-desde-la-feria-para-ti-en-catano/

Cuando lo accedan, chequen el vídeo musical en la pantalla de la extrema derecha. El de la izquierda fue una presentación en vivo.

Como plan B, ésta versión de YouTube (que no me gusta tanto):

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Convocatoria al abracito de Navidad

A ver si me explico bien: aunque llevo poco tiempo en el vecindario, ha sido suficiente como para encariñarme contigo y con otros –algunos, nombres sin caras-; todos, dueños de corazones que desnudan sentimientos, ideas, locuras, proyectos.


Primero llegaron Emma y Margarita. Fue una sorpresa. Poquísimos tenían mis 2 url. ¡Qué rayos imaginaba yo que ellas dieran conmigo cuando el tema que me motivó era tan “especializado”! Continué comunicándome con Claudia, una desconocida cuya madre había sido diagnosticada con un tumor cerebral como yo. En un pestañeo llegaron muchos de ustedes, la mayoría con la salud y agilidad que todavía no alcanzo. Dayann, me adoptó, y con ella, su tía Flor. Hoy hay fotos de ambas en mi árbol de Navidad, que es mi Árbol de las Bendiciones.


Todavía no sé hacer regalos con “premios” para bloggers. Tan es así, que cuando recibí mis primeros regalos de parte de Missbook, no sabía qué hacer. No sé instalar chats en la página principal, poner los “Leer mas...”; ni los “Quizá también te interese...”. Tampoco me salen bien los álbumes.


No he logrado poner angelitos revoloteando y soltando polvillos dorados de amor y paz; ni estrellas refulgentes que guíen con su luz. Por lo tanto, haré algo que sí puedo: ofrecerte un cariñito por Noche Buena y Navidad.


Aunque parezca chiquito... no es una migaja. Llega en todos los idiomas, colores y sabores. Sólo está condicionado a que te acerques y lo aceptes. No pido nada a cambio, ni siquiera uno igual, pero si me lo das, será motivo de gran celebración.


Aclaro que no es parte de la campaña de “Free Hugs” de Juan Mann. Pero si quieres replicar este abracito de Navidad en tu casita, sería estupendo. No tienes que citarme porque no creo que sea necesario. Sin embargo, de hacerlo, quizás yo pudiera regalar más.


Tampoco es parte de la iniciativa “Todo lo demás es prestado” (fuente de la foto) para recaudar fondos a favor del Programa Cuidam del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona.

En fin, ¿quieres un abracito? Si estás aquí, es el primer paso para aceptarlo. Tú decides si me reciprocas... y lo compartes con tus seguidores. Para alcanzar a la mayor cantidad de amigos cibernéticos, te lo adelanto por un día: ¡Buena Noche Buena y Feliz Navidad!


lunes, 21 de diciembre de 2009

Los Papeles inesperados y cortados de Cortazar

Me encanta regalarme cosas. Me las merezco, así que no veo razón para no hacerlo. Es que además de aprender a leer con el clásico “Mi mamá me mima”, aprendí el “Yo misma me mimo”.


En fechas cercanas a mi cumpleVida, Navidad, Reyes, o Día de las Madres, soy un peligro porque soy capaz de regalarme cualquier cosa sin pensarlo dos veces. Y eso precisamente me pasó el otro día, poco después de mi cumpleanos cronológico (o sea, el de verdad).


En una mega tienda -de esas en las que venden lo mismo cortes de carne que ropa y libros- me paseé como quien no quiere la cosa por los anaqueles de música (ah… además de música, hay películas, muebles, efectos de oficina…). Al lado de los anaqueles de música, donde además tienen joyería, miré como quien no quiera la cosa… los libros (jajaja… ¡juraría que pensaron que estaba en joyería!).


Entre los libros, ví uno que me conmovió: “Papeles inesperados”, de Julio Cortázar. “¡Rayos! ¡Todavía publicando después de 25 años de muerto…! ¿Habrá hecho un pacto con el diablo? Esto sí que puede ser un buen regalo de mí para mí”, me dije. Mi esposo me miró de reojo y no comentó. Yo le pase el libro, envuelto en plástico (probablemente para que no se contaminara con la carne o los vegetales), y mi pariente más cercano pasó a leer la contraportada. Subió las pobladas cejas todavía negras; con la mano derecha se rascó una esquina de su cabellera “salt and pepper”, y me dijo: “mmmm, interesante”.


“Pausa”, me dije.


“El ‘mmmm’ es para cuando se saborea un churrasco, y el ‘interesante’ es para cuando algo le importa tres pepinos angolos… ¡me compro el libro!” Lo puse encima de un paquete de setas, y al lado de los tomates. Ubicación privilegiada para Cortázar, que no fue a parar entre el papel sanitario, ni las pechugas de pollo.


Al llegar a casa, le dejé a mi pariente más cercano y a mi hijo favorito (de los mayores) la faena de bajar paquetes y me arrellané en un sofá de descanso. Prendí la lámpara, y mientras los esclavos trabajaban, rasgué el plástico. “Mmmmmm, huele a imprenta argentina. Me recuerda a los libros de religión de escuela elemental…”, pensé.


Nacarile, la página final me contradijo: “Este libro terminó de imprimirse en […], Edo. de México”.

Ya mi olfato de tinta falla. ¿Será algún déficit neurológico culpa de Intruso? Me abanico con las páginas como quien se apresta a barajear naipes y – “¡Rayos y requete rayos!”- la 93-94 está atrofiada, aunque se puede leer. Pero la 95-96 le faltan un pedazo. Da la impresión de que alguien mordió la página. "Lo siento por Alfaguara, pero el librito se tendrá que ir a pérdida. Y lo siento por mi pariente más cercano, que tendrá que devolverlo", me dije.


Si bien es cierto que ésto le puede suceder a Cualquiera, Cualquiera tiene el derecho a tener el libro completo… especialmente si se trata de “Papeles inesperados”. Cuando regrese con mi autoregalo, me arrellano de nuevo en el reclinable crema a buscar cronopios inéditos, pero siempre verdes y húmedos .

(Foto por Cass)

domingo, 20 de diciembre de 2009

Somos chiquititos

No lo encontré. No lo busqué, ni se me cruzó por casualidad… pero quieto compartir un multimedia que nos recuerda que somos chiqui tiqui titos. Me lo mostró hace un rato mi hijo favorito (entre los mayores). Él, y mi otro hijo favorito (entre los menores) me dicen “enana”, “nenana”, “chiquita”, “chiquitita”… y cuanta palabra encuentren para desquitarse de los años que les dije “enanos”, aún sabiendo que no se quedarían bonsáis.


No sé si cuando me llamó a verlo era en referencia a mi enanismo... o en referencia a la enormidad del Universo. De todas formas, espero que disfruten el trabajo del American Museum of Natural History.

sábado, 19 de diciembre de 2009

El belén bajo mi escalera

De niños hacíamos nuestras propias versiones de belenes en casa de mis padres. Recién casada y con los niños pequeños, procuré tener figuritas irrompibles y “tocables”. Según crecieron los muchachos, son más detallados delicados y complejos figuras y escenarios. Claro, a menor riesgo...


Hace 20 años que vivimos en la misma casa, y entre 10 a 12 que, transformo en un falso Belén, el falso jardín que hay debajo de la escalera. Por lo regular, desde octubre me aseguro tener el papel. La semana de Acción de Gracias seco la fuente y saco las plantas. Busco y pido toda suerte de cajas y las visto como “montañas”.


En el pelotón de trabajo siempre está mi hijo favorito -de los menores-, pero este año no viajó a casa durante esa semana. Tampoco lo pretendí. Yo también tuve 20 años. Mi hijo favorito –de los mayores- nunca ha sido muy belenesco, y a los 24 años no espero que se convierta en uno. Mi esposo tenía dolores de brazo y solo le pedí que enredara de luces el pino de Navidad. De manera que sin ayuda, y con mis limitaciones físicas, el tiempo pasaba y el belén no progresaba. El problema es que en casa, sin belén no hay Navidad (con mayúscula).


Mis sobrinos no podían estar (por los exámenes). Entonces, llegó mi único sobrino prestado. ¡Súper Alexito! Con un gorro apropiado para otros climas, siete años, mucha energía, y creatividad en cantidades industriales, hizo ríos y pequeñas charcas con escarcha azul y pega blanca. Busqué los interiores de más de 10 cajas plásticas perfectamente rotuladas y no encontraba las figuritas más pequeñas para enseñarle “perspectiva”. Mientras, se entretuvo haciendo “otras cosas”, como un mar de flores rosa brillante en pleno “desierto”.


“Se ven igualitos que los prados de lavandas en Francia”, le dije. En algún momento confirmará la licencia poética-gráfica-geográfica que se tomó su embelequera Titití al “confundir" el rosa brillante con el lavanda...


Sin embargo, estoy segura de que nuestro belén es más lindo que el de las monjas de los conventos que visitamos en ésta época. ¡Bravo Alexito!

(Foto por Cass)

jueves, 17 de diciembre de 2009

Me reitero, ¡Lotería para todos!

Bueno que me pase. Anoche recibí un boleto de Lotería de España, y rendida por el sueño, no me di cuenta de las “condiciones”... o más bien, de las instrucciones. Recibí el boleto desde El Fanzine, de parte de alguien que tiene un nombre que en mi país es algo que no se dice en público. Esa persona se llama “Malbicho”, pero yo, de cariño, y por aquello de falso pudor, le digo “Malbi” (hasta ahora no se ha quejado).
El caso es que el boleto procede originalmente del hermoso espacio de Alas de Plomo, de un tal Carlos (de quien me acabo de enamorar).

Entre las instrucciones, insta a compartirlo con por lo menos 5 bloggers. Como no dijo máximo, yo lo comparto con todos los que me visiten (de todas formas, sé que no son tantísimos porque además de novata, soy desconocida). El resto de las instrucciones y la explicación, están –como dije- en Alas de Plomo. El boleto, tal cual lo recibí, aparece en la columna de la izquierda, que es mi única “otra” columna (jajaja).
De ganar el premio, mi parte va a la Cruz Roja Española. La explicación –según le comenté a Malbi- es la siguiente: “Sobre el premio, honestamente nunca pensé que fuera a ganar dinero, lo ví como un detalle hermoso. Como estoy recién llegada a este mundo blogger todavía no sé cómo se "hacen" los regalos. Pero si fuera un regalo con dinero me reitero. En mi caso personal, he ganado con conocer a tantos que como tú, hablan (teclean) con el corazón en la yema de los dedos. Lo único material que yo quiero no se compra, aunque el dinero me sirva para las terapias. Si el boleto procede de España, apoyo la idea de la Cruz Roja Española. A la Sección de Sangre de la Cruz Roja le debo la vida dos veces”.

Mi saludo final a Malbi, aplica a todos: "Un abrazote gigantesco para tí, Malbi, y para todo el que pase por aquí... conocido (como mi consentida Dayann) y por conocer”.

He dicho. Pero ahora añado entre los abrazotes especiales al tal Carlos y a los que sigan las instrucciones antes del 20. Espero no haberle causado líos al tal Carlos haciendo una repartición abierta.

¡Feliz Navidad! ¡Feliz Vida!

Para asegurarme que doy a manos llenas, lo que ven aca es una replica de la entrada de otro espacio: conViviendo con Intruso... sip... ya me he acostumbrado a conVivir con el desautorizado.

martes, 15 de diciembre de 2009

Internet vs Hallmark: la guerra de las felicitaciones

En este momento debería estar checando la bolsa de valores a ver cómo están las acciones de Hallmark. Sospecho que igual que las de Palm: cuesta abajo y en rojo (como la flor de la Pascua). Ya ninguna de las dos empresas hacen productos con demanda.


¿Cuándo dejamos de enviar tarjetas de Navidad? ¿Cuando aumentó el costo de la estampilla? ¿Cuando las direcciones empezaron a complicarse con números y letras? ¿Cuando los carteros que sonreían se jubilaron? ¿Cuándo ¿O cuando las tarjetas electrónicas las sustituyeron?


Hasta la fecha, he recibido 3 tarjetas de Navidad clásicas. Claro, si no envío, no me merezco ninguna. La primera, llegó a la oficina, y la descalifico por ser la invitación a una actividad. La segunda, es la tradicional felicitación que recibimos de la compañía de guardias de seguridad. La descalifico porque la envían esperando un dinerito, que acá le llamamos “aguinaldo”.


La tercera –y única- la recibí vía correo y como Dios manda. La envió mi amiga Sandra, una mujer extraordinaria. A mediados de noviembre recibí la que manda a hacer mi hermana con las fotos actualizadas de las nenas. Yo también las llegue a hacer cuando mis renacuajos se dejaban retratar... pero esa no cuenta en la misma categoría porque llegó en noviembre, se hace con un programa de computadora... y no es de Hallmark.


No sé quien más conserve la linda tradición de tomarse un ratito en comprar las tarjetas, llenarlas, buscar la dirección en la Palm, asegurarse de que mete en el sobre la tarjeta correspondiente, pegarle los sellos postales (que también tuvo que tomarse el tiempo de comprar) y depositarlas en un buzón.


A juzgar por los anuncios, donde se ofrecen las cajas de tarjetas de navidad con 75% de descuento, creo que el Internet, con las tarjetas animadas y con música ha desbancado a Hallmark. Por suerte, me quedan las que me sobraron de otros años y las puedo reciclar.


Si alguien conoce a algún cartero que se deje entrevistar en estos días, me avisa. Solo voy a preguntarle si se aburre. Yo espero la de los basureros y la del porteador de periódicos. Mientras, he recibido una hemorragia de felicitaciones preciosas y con unos mensajes hermosísimos, vía gmail, hotmail, Outlook y facebook. Tengo avisos de Twitter y de Plaxo. Los iré viendo al paso porque quiero contestarlos uno a uno... como hacía con las tarjetas de navidad pre-Internet. A Cualquiera le sucede.

viernes, 11 de diciembre de 2009

Feliz cumpleVida, Malolo

Hoy Boston amanece de fiesta por tí. Es que son 20...

Como te vas a levantar tarde, estoy segura de que te vas a perder el amanecer heladito. Abrígate cuando salgas en la bici.

No tienes clases hoy... Es como si el Universo se hubiera confabulado para que estuvieras de fiesta. No hagas nada de lo que te puedas arrepentir, ni de consecuencias peligrosas. Con todo lo demás, que es mucho... ¡procede! Estamos orgullosos de verte volar con tus propias alas en la ruta que seleccionaste. Queremos que veas cristalizados todos tus sueños, y sabemos que estás enfocado en ello.

Acá te esperamos con los brazos abiertos el 21 para recordarte -sin necesidad de palabras- lo significas para nosotros desde antes de nacer, cuando todavía estabas en una estrellita.

Gracias por permitirme ser tu "viejita nenana". Dios te bendice mi'jito... "mi 'nenano' favorito, entre los hijos menores". Bechitoch... Te dejo con esa musica de varias generaciones antes que la tuya, y que tanto te gusta... Muá!

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Como no tengo nada, le ofrezco mi corazón...


"Villancico Yaucano”

(por el puertorriqueño Amaury Veray)

Quisiera niño besarte,

y San José no me deja,
dice que te haré llorar,
¿verdad que aún así me dejas?
 
Ha nacido en un portal,
llenito de telarañas,
entre la mula y el buey,
el Redentor de las almas.
 
En Belén tocan a fuego,
del portal sale una llama,
es una estrella en el cielo,
que ha caído entre las pajas.
 
Yo soy un pobre yaucano
que vengo de Yauco aquí,
y a mi niño Dios le traigo,
un gallo quiquiriquí.
 
Ya lo sabes, niño hermoso,
soy del pueblo del café,
por si quieres dos saquitos,
también yo te los traeré.
 
Yo soy Juan el verdurero,
que vengo de la montaña,
y te traigo viandas buenas,
desde mi humilde cabaña.
 
Al niño recién nacido,
todos le ofrecen un don,
yo, como no tengo nada,
le ofrezco mi corazón…

viernes, 4 de diciembre de 2009

Breaking News: Tai Shan a China

Ayer hice un experimento malintencionado: estuve pendiente de la importancia que se le daba al Día Internacional del Discapacitado (para mí es un soberano disparate el nombrecito que inventaron las Naciones Hundidas... digo, Unidas).

Estuve pendiente de noticias por la tele, Internet, prensa escrita y blogs. La mayor parte de los comentarios sobre el tema surgieron entre los blogueros. Y vean lo que nos regala el News Alert del Washington Post en su edición de anoche a las 11:24 como “noticia de ultima hora”. El “alerta urgente” es ¡que Tai Shan se va a China para convivir con sus ancestros! El asunto es que Tai Shan es una osa panda adolescente. La administración del Zoológico de Washington estará realizando el anuncio oficialmente en una conferencia de prensa hoy en la mañana. ¿Meaning?

No es que yo pretenda que desde el zoológico que le sirvió de primer hogar a Tai Shan se hagan anuncios sobre el tema de las personas con impedimento; o personas con discapacidades (que no es lo mismo que "impedidos" o "discapacitados").

Lo interesante es que el “breaking news” de Washington Post sea la despedida de Tai Shan. No tengo nada en contra de esa dulzura... que si me agarra con un "abrazo de oso" me despedaza. Al contrario. En China se sentirá mejor. Pero el aspaviento es innecesario. Si alguien encuentra reportajes serios, oportunos y relevantes del tema decretado como "reina por un día" por las Naciones Unidas, por favor, envíen el url entre los comentarios.

Yo –y miles como yo- estamos ávidos de superar condiciones que nos impiden caminar en un zoológico. Para esta chatita, lo peor no es perderme a Tai Shan; es ir a lugares públicos como ese tipo de cárcel de animales y no poder desplazarrne debido a las barreras arquitectónicas. Mientras...

¡Bye Tai!

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Otro cumpleVida para perseguir el sol

De no haber sido por mi madre, no hubiera aprendido a apreciar, disfrutar y celebrar en grande los cumpleaños (míos y ajenos) como si fueran Fiesta Nacional, con fuegos artificiales, bandas y batuteras. No éramos ricos en casa, pero mi madre siempre procuró que apareciera un bizcochito con al menos una velita y par de globos de colores. Y lograr ese milagro como Maná del Cielo en una casa con 6 hijos... no era cosa fácil. Tenía como ventaja una pareja de hijas gemelas. Así que, ¡sólo celebrábamos 5 cumpleaños!

De no haber sido por mi madre, tampoco se me hubiera ocurrido que el día de mi cumpleaños, el Cielo me presta al sol y la luna, y que los puedo perseguir sin tregua porque salen para festejarme. (Nunca me dijo que en el mismo segundo en que yo nací, nacieron varios millones de personas y que el solcito y la lunita eran compartidos).

De no haber sido por mi madre, tampoco se me hubiera ocurrido que el día de mi cumpleaños yo podría ver a “mi sol” levantarse del mar; y al anochecer, disfrutarlo al acostarse en el mar de nuevo. Toda la vida –desde donde estuviera- procuraba llamar, visitar o salir con mi madre el día de mi cumpleaños. ¡Sin ella no hubiera nacido! Mi madre dejó de estar “funcional” para esas aventuras en diciembre de 2004. Después, ya dejó de estar, pero no hay cumpleaños que celebre (míos y ajenos) en que no piense en ella.

El lunes pasado celebré en grande mi cumpleVidas #54 (sí, actualicé el perfil desde el día antes). Para conmemorarlo, una vez más crucé mi Isla para estar en el Este con mi Sol tan pronto se sacudiera la pereza de la sábana azul. En la tarde, lo alcancé en otro punto del Oeste para verlo arroparse en otro mar.

Hoy subí la evidencia en dos fotitos que permanecerán en los primeros puestos del margen izquierdo de este espacio... y del otro. Aquí, la antesala del Amanecer, a las 6:52am del 30 de noviembre de 2009; y, el Último Suspiro del Atardecer, a las 6:10pm del glorioso 30 de noviembre de 2009. En el otro blog, los minutos de mayor pasión de ambos eventos.

No sé si mis hijos se animen a hacer locuras como esa, ni creo que se acuerden de buscarme el día de sus cumpleVidas. Por ahora tienen el privilegio de vivir en una Isla Hermosa, aunque no sé si se atrevan a levantarse tres horas antes de la salida del sol para llegar a algún mar que mire al Este.

Yo, mientras esté funcional, celebraré sus cumpleaños como conmemoro los míos... de sol a sol.

(Foto por Cass)

sábado, 28 de noviembre de 2009

¡Fiesta Nacional en Kasa de Papel!


Tras varios tras piés... en un tris-trás y por ésta vía también...

¡Feliz cumpleVida a Dayann, mi cyber-hijita querida!

jueves, 26 de noviembre de 2009

Agallas en la lengua y tirabuzones en papel

Desenvuelto, atrevido, domador del humorismo, audaz, irónico, y de vez en vez, un chin cínico; poeta, columnista, escritor, periodista y siempre el gran defensor del español ante la amenaza del Espanglish. ¿Que qué más podría decir de don Salvador Tió Montes de Oca?

Prefiero, lo que no va a aparecer en los libros. Por eso me confieso: de niña escuché muchísimo sobre él en mi pueblo, que es el suyo. Lo idolatrábamos, como jamás se lo hubiera imaginado. Lo perseguíamos en las clases de español como ejemplo a imitar. Le seguí el rastro de tinta por las páginas de dos periódicos durante muchos años. No anticipé que las ocuparía yo también.

De leerlo, me contagié de su pasión por la lengua. De su humor, fortalecí mi irreverencia innata. Nunca lo tuve de frente para decirle lo mucho que lo admiraba. Hoy me quedan chiquitas las maneras de rendirle homenaje a quien gente grande como Arturo Pérez Reverte ha prologado.

La semana pasada, justamente un día antes de conmemorarse su natalicio –el mismo que ningún periódico reseñó- estuve en casa de una de sus hijas; poeta y apasionada de la lengua y de la vida por herencia directa de varias generaciones. Elsa me regaló varios libros de don Salvador, y hoy, de “Fracatán de tirabuzones” *, comparto varios -de embocadura- para los que no lo conocen.

Algunos de los tirabuzones (sacacorchos de la imaginación) parecen versos salidos de poemas; otros, debieron haber sido frases que me imagino, “se sacó de la vaqueta” (lo mucho que me hubiera gustado estar ahí); y la mayoría, ocurrencias de una mente siempre ocupada. Como él mismo dijo en la introducción a la primera cepa de Tirabuzones que publicó en el 1975, “De cabezas sin fósforos, jamás saldrá una idea fosforescente”. ¿Lo mejor? No tienen fecha de expiración:

5. El lenguaje galopa en la palabra pacatás.

6. En el pentagrama aprendemos que no hay nocturno sin sol.

8. Algún día se inventará un microscopio que permita contar los glóbulos de dolor en una gota de llanto.

24. El taxi es la prostitución del vehículo.

37: Una aparición es algo que se desaparece.

204: Sin pasión, no hay compasión.

381. El cascarrabias casca las nueces de la ira.

385. Cuando un nudo se desata, podemos decir que se desnuda.

387. Existencialista es uno que perdió las ganas de existir.

388. El pecado original no tuvo nada de original. Lo original, lo inventamos después.

397. El voto secreto es el secreto de la democracia.

401. El badajo es la lágrima de la campana.

407. El mar mide la playa por yardas de encaje.

450: Narciso: el que cree que de los huevos de sus gallinas, sólo nacen pimpollos.

532: Licencia poética: Las jóvenes poetisas dicen en verso unas cosas... que si se las dijéramos en prosa, nos darían bofetadas.

551: El nuevo senador era tan glotón que soñaba con la Presidencia del Cenado.

568: Piropo: caricia retórica.

588. Unicornio: cornudo primerizo

590. Bicorne: lo mismo, dos veces.

630. Si los muertos pudieran reír, se reirían de las pompas fúnebres.

1016. En el templo del amor se llega a la cúpula por la copula.

1295. La política es el arte de ofrecer una gallina que ponga huevos con jamón.

Que quede claro: no son mis favoritos. Mis favoritos son casi todos. Esos, y los demás, están en la edición que reeditaron sus hijas, Elsa y Teresa Tió, al añadirle cientos de tirabuzones que no habían encontrado el camino al libro original. Finalmente todos se reunieron en las páginas de la edición de 2001 de "Fracatán de tirabuzones".


domingo, 22 de noviembre de 2009

Looking for Paradise, ¿Encontraste el tuyo?

Algunos pasarán la vida buscando el suyo. No todos pueden distinguir que lo tienen de frente. O quizá lo ven, pero no lo reconocen. Otros no lo buscan porque creen que no lo necesitan.

Esto es parte del “Looking for Paradise” que escribió y canta Alejandro Sanz con Alicia Keys.

“A veces me siento perdido
Inquieto, solo y confundido
Entonces me ato a las estrellas
Y al mundo entero le doy vueltas...”

Sanz le preguntó a artistas, cantantes y deportistas, pero además hizo una convocatoria para que sus fans subieran su video a YouTube e hizo un collage.

Yo tengo la bendición de tener más de un paraíso. ¿Encontraste el tuyo? ¿Lo quieres decir?

(Foto por Cass)

sábado, 21 de noviembre de 2009

Susan Boyle, cuando perdiendo se gana un sueño

Tenía 48 años, las cejas boscosas y un traje que no pasaba aprobación ni para cortinas. Desempleada, vivía sola con su gato Peebles, en una localidad pequeña, que describió como “una especie de... villa”, como dijo -naive- tras rescatar la palabra de la punta de la lengua.
Al salir al escenario el pasado 11 de abril, totalmente campechana, desgarbada, y algo irreverente, provocó las más descaradas burlas del publico y de los 3 jueces (muy neutrales ellos) del concurso caza talentos británicos que Susan ahora ha hecho famoso.

No la sacaron de las casillas, ni de concentración, ni la molestaron; ella se rió con los que se reían de ella cuando dijo lo que soñaba ser: una gran cantante, y que precisamente cantaría "I Dreamed a Dream". Susan ya era sobreviviente de burlas y estaba segura de sí misma y de su sueño.

Las primeras notas de la canción le sirvieron de cachetada a la audiencia, jueces, técnicos de producción y teleaudiencia. Y todavía nos arranca lágrimas de emoción a los cientos de miles que entramos a YouTube para escucharla en lo que llega su producción discográfica. Desde ese día Susan se convirtió en un fenómeno internacional. Los periódicos la destacaban en las noticias de farándula, y estoy segura que las madres la usaban de ejemplo.

En su próxima presentación de la serie “Britain’s got Talent”, Susan apareció con cejas taladas y cabello domado y de un tono más oscuro. Un vestido negro, por aquello de afinar una figura desafinada, y algunas pequeños cambios. La escocesa cantó “Memories”. Cautivó a audiencia y jueces, pero no ganó.

De pequeña aprendí que muchas veces perdiendo se gana. La sobreviviente de años de bulliyng, cinismos y de burlas volvió a convertirse en un fenómeno: ya ha batido récords en Amazon, el portal de ventas por internet, que nunca antes había recibido un número tan alto de pedidos de compra previos a la venta de un álbum.

“I Dreamed a Dream" (Soñé un Sueño) es el título del CD, que Sony Music Entertainment pondrá a la venta dentro de dos días en todo el mundo. “El disco más solicitado en los catorce años que lleva funcionando la tienda online Amazon”, dice El País hoy. Estoy segura de que el talento ganador del concurso –a quien nadie recuerda hoy- no ha tenido, ni tendrá el exitazo de Susan, quien perdiendo, ganó su sueño.
.

Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

Translate to your Language!

Get more followers

Plus

Bookmark and Share

Licencia CC

Creative Commons License
ConViviendo con Intruso by Cassiopeia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Puerto Rico License.
Based on a work at acualquieralesucede.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://creativecommons.org/.