Visitas de hoy en adelante... "Cualquiera" no contó el primer millón

Entre nos...

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Diccionario de los Sentimientos

Las comadres son para mucho más que comadrear y ponernos al tanto de los últimos chismes de la comarca micro cósmica familiar. Glorín lo sabe. Ella es puro sentimiento ATH ("A Toda Hora"), como los cajeros automáticos.

De Glorín aprendí las mejores malas mañas de amazona diestra en el arte de recorrer con tinta aquellas praderas del papel barato del que fue el último periódico tamaño standard en Puerto Rico. Se merece muchas letras, pero será otro día y en la casita deMadre. Ayer me envió este pequeño diccionario con una notita de amor. Hoy comparto el diccionario. Me guardo la notita...

Diccionario de los Sentimientos

Nostalgia: Cuando el momento trata de huir del recuerdo para hacerse realidad de nuevo, y no lo consigue.

Recuerdo: Cuando, sin tu autorización, tu pensamiento te muestra un capítulo ya pasado.

Angustia: Un nudo muy bien apretado en el medio de la tranquilidad.

Preocupación: Un pegamento que no deja salir de tu pensamiento lo que todavía no sucedió.

Indecisión: Cuando sabes muy bien lo que quieres, pero te parece que deberías optar por otra cosa.

Seguridad: Cuando la idea se cansa de buscar, y para.

Intuición: Cuando tu corazón da un salto en el futuro y vuelve inmediatamente.

Presentimiento: Cuando pasa por tu mente el “trailer” de una película que puede ser que ni suceda.

Vergüenza: Un paño negro que quisieras tener para cubrirte en aquel momento.

Ansiedad: Cuando los minutos parecen interminables para conseguir lo que se quiere.

Interés: Signo de exclamación o interrogación en el final del sentimiento.

Sentimiento: Idioma que el corazón usa cuando necesita mandar algún mensaje.

Rabia: Cuando el león que vive en ti muestra los dientes.

Tristeza: Una mano gigante que aprieta el corazón.

Felicidad: Un momento que no tiene prisa alguna

Amistad: Compartir la vida con quienes quieres bien, por más diferentes que ellos sean.

(Foto, de la Gueb)

domingo, 6 de noviembre de 2011

Mis días sin Real Kill

Llegaron las moscas, los mosquitos y toda clase de objetos vivos, conocidos y desconocidos, voladores y sin escrúpulos. Merodean mi espacio aéreo; me fastidian los momentos de lectura, de peliculear, de dormitar, de desyerbar el patio… ¡No puedo hacer nada sin Real Kill! Pero a la vez, he descubierto que no actúa como debe. Y peor aún, impregna muebles, telas y narices.

En el campo, usábamos sapos y unos espirales que producían ¡un humentín! Los primeros le producían asco y terror a mi madre. Los últimos nos dejaban sin mosquitos, pero con moquillos y carraspera. Ahora hay unos inventos nuevos: desde los velones de citronella, hasta unos embelecos plásticas que se guindan de la ropa. Eso conmigo no va. También hay otras curiosidades que se pegan en los conectores de energía eléctrica, pero me dan terror. De todas formas, los probamos y son igual de eficientes para provocar alergias.

Los que se impregnan en la piel no me gustan. Ahora salió un Off, “natural”, en crema, pero también huele feo en la piel. ¿El Off “smooth & dry”? Asqueroso.

Mientras, parafraseo a Shakira… sin bailar ni usar matamoscas. Hubiera sido más apropiado Serrat y su versión cantada del poema "Las Moscas", de Antonio Machado, pero me siento como para un shakirazo a los mosquitos. ¡A Cualquiera le sucede!

sábado, 29 de octubre de 2011

Castigada por mi adicción…

En vez de premiarme, Mr. Blogger (sí, es macho), me castigó por mi adicción al Internet. Fue un golpe bajo que me castigó por donde duele: 1. Mi humillación al dar a conocer sobre mi adicción; y, 2. ¡Al hablar de lo que me gusta de la gente!

Mr. Blogger se pasó de la raya. Por eso lo acuso públicamente de atentar contra mis 238 amigos/seguidores/visitantes. El 31 de marzo del año pasado confesé ser miembro de Adictos Anónimos al Internet (AAI)… claro, fue como escupir pa’ rriba. Al final de la desgraciada narración de esa entrada… admití lo que pasa, cuando se empieza en negación de una adicción.

Pues el Mr. Blogger desgraciado (en este caso que quiere decir mucho más que “sin gracia”), dejó de avisarme cuando mis amigos/seguidores/visitantes comentaban para darme ánimo y confesarse Aspirantes a la Membrecía (AM de la AAI).

Así las cosas, públicamente le pido excusas a Cuetz, Abuela Cyber, Poseidón, Siluz, Meg, Florita, Margarita, Carlos Augusto Pereira Martínez, Ilusión, Ely, Fabiana y todavía.

Aprovecho para darle las gracias a un/a Anónim@. Su mensaje fue la alarma/aviso; y cuando llegué a contestarlo, ¡me percaté que eran 14 comentarios!

No conforme con esa travesura de mal gusto, Mr. Blogger repitió la hazaña en marzo de este año, cuando hablé maravillas de mis amigos y lo que "Me gusta la gente" en “Canción de Domingo”.

Aquí, mis excusas públicas incluyen a emejota, Ivianelle, Ana Laura, todavía, Soñadora, socias, Bren, Cuertz, Abuela Frescotona, Nancy, y mi Amigocha Bienque.

Lo que procede es ir al escritorio, a ver cuántos comentarios de otras entradas no se han contestado por falta de aviso. Sepan que siempre los contesto uno a uno.

Besos a granel, abrazos apretados y ¡culpen a Mr. Blogguer! Así lo dejo claro: en negritas y grandotas.

domingo, 23 de octubre de 2011

Santana a dos tiempos

Para los gordos, para los flacos; para los jóvenes, para los maduritos; para los nuevos, para los anejos; para los que saben bailar, para los que tienen dos pies izquierdos; para los tontos, para los listines; para los que ven en Blanco y Negro, para los que ven HD y 3D…

Para los de gaps generacionales que saltan siglos... Para los que usan chaqueta y corbata, para los que prefieren jeans y T-shirts con mensajes desenfrenados...

Para los que gustan del cine mudo, para los que compran los soundtracks en iTunes; para los que lloran de la risa con las comedias, para los que gozan los thrillers con escenas explícitas de asesinatos macabros…

Para todos, Santana y su clásico, matrimoniado con una escena de Laurel & Hardy. Oye como va… que a Cualquiera le sucede que le gusta la Canción de Domingo… a otro tiempo.

(Foto... de la Gueb porque ello no me dejaron fotografiarlos)



domingo, 4 de septiembre de 2011

“Me gusta la gente”*

Cito y coincido con A Dos Velas:

Me gusta la gente que cuando saluda te aprieta la mano con fuerza y sin dudas.
Me gusta la gente que cuando te habla te mira a los ojos, te mira de frente; te dice a la cara
aquello que siente
y nada se calla y no tiene dobleces

“Me gusta esa gente…”

lunes, 22 de agosto de 2011

Mujeres

Abrí mi primera cuenta de emilios en hotmail durante el mes de mayo de 1998. Desde entonces he recibido miles de cadenas, de chistes, de augurios, de advertencias, de invitaciones, de pdf’s simpáticos, de publicaciones, url’s útiles e inútiles…

También he recibido canciones, poemas, disertaciones, extractos de películas, discursos, noticias, chismes, presentaciones en power point, fotos, copias de tesis, invitaciones, desinvitaciones, halagos, insultos…

Entre tantos emilios, siempre recordé uno que nunca volví a ver. En estos días me lo reenviaron, y decidí compartirlo:


sábado, 20 de agosto de 2011

Rescate accidentado de 8 gatos abandonados

Criada en el campo, era lógico que en casa siempre hubiera gatos como exterminadores naturales de ratones. Yo no los veía así. Para mí, eran unas mascotas dulces y traviesas.

En casa también siempre hubo muchos perros. Nunca conocimos un sicólogo veterinario, ni falta que hizo. Por alguna razón, cada uno respetaba el espacio del otro… bueno… en realidad los gatos procuraban alejarse de los perros; seguro que guiados por su sentido de supervivencia. Los perros –que en campo siempre son “guardianes”- se despojaban de la falsa ferocidad ante nosotros; y, buscaban juego con los gatos. Mis hermanitos hacían y deshacían con los perros: le halaban la cola, las orejas, los aplastaban cuando los canes se negaban a hacer de caballos… se dejaban pasar la lengua por la cara, y le correspondían lamiendo la nariz canina. ¡Un asco de hermanos los míos!

Sabiéndolos tan queridos, cuando empecé a conducir me dedique a “rescatar” perritos realengos. Mis padres nunca le negaron la entrada porque por principio básico de la demografía, se sabe que los perros no son eternos, ni tienen 7 vidas.

Un fin de semana de aventuras con mi mejor amiga, conduje el viejo Impala de la familia al inhóspito Faro de Cabo Rojo, que en aquella época no era precisamente el punto turístico que es hoy. Como adolescentes invencibles a tipo La Mujer Maravilla, mi amiga y yo nos metimos en el interior oscuro del faro abandonado. Al estilo de Cocodrile Dundee traspasamos varias capas de telarañas hasta llegar a la esquina donde chillaban unos gatitos de par de días de nacidos. La mente de Sherlock Holmes nos llevó a conclusiones rápidas: 1) las gatas son buenas madres y no abandonan a sus hijitos recién nacidos; 2) seguro que a Mama Gata tuvo algún percance hace horas, a juzgar por la prisión de telarañas que los resguardan; 3) son tan chiquitos que los ratones pudieran… 4) ¡NOOOOO!

Sin pensar en las consecuencias, fui corriendo al carro por un sombrero de playa y una bandana roja. Acomodamos los gatitos y salimos corriendo a buscar leche tibia en casa de mi amiga.

El plan era dividirnos la camada, pero la madre de mi amiga no aprobó el rescate. Su acción humanitaria se redujo a: 1) proveerme de la leche tibia y una esquina del balcón donde pudiéramos alimentarlos; y, 2) casi tirarme con una caja de cartón para que pudiera acomodar el sombrero lleno de gatos –ya abastecidos y dormidos- mientras conducía a mi casa.

Con mi madre, no tuve mejor suerte. Me gritó que no podía llenar la casa de gatos y me sentenció a no regresar a casa hasta buscarle otro “hogar” a los gatos huérfanos. Con el talento histriónico que descubrí ese día, fui casa por casa implorando a lágrima viva adopciones de parejas de hermanitos (para apurar la gestión). Lo más convincente fue el argumento de que Mami no me dejaría entrar a casa hasta que culminara el proceso de las adopciones. Los vecinos conocían el fuerte carácter de una madre de 6 demonios con un zoológico. Con 6 gatos menos y una lloradita porque ya había oscurecido, Mami me acogió en casa… con dos gatitos y el compromiso de atenderlos, hasta que se pudieran valer por sí mismos.

Mi afán por rescatar gatos abandonados todavía persiste, pero nunca más de dos hermanitos a la vez. A Cualquiera le sucede...

(Foto, del Web... ya se le acabaron las 7 vidas a aquellos 8)

domingo, 14 de agosto de 2011

Mi millón de amigos (en la Gueb)

Tengo tantos amigos en la Web que no me atrevo a contarlos. Cuando mi "hija cibernética" pasa mala noche mientras estudia medicina lo percibo; lo mismo, cuando se le muere un enfermo, o deja un novio. Le digo atrocidades que su madre jamás le diría. Son cosas obvias, pero a los hijos hay que repetírselas y repetírselas y repetírselas: “Mi’jita lleva condones y ropa interior linda a ese viaje que planificas”; “Nena, ese novio es un sinvergüenza. Abre los ojos, antes de abrirle las piernas”. Antes de ser mi hija, fue mi amiga.

Porque son mis amigos, también sé cuando mis amigos cibernéticos logran éxitos en sus trabajos, premios; cuando publican libros, revalidan. Sé cuando se casan, se divorcian, o los sorprende la viudez. Muchas veces me entero antes que su familia de los problemas, situaciones y hasta de las enfermedades que los aquejan.

Para eso son los amigos, ¿o no? Tengo miles y cada uno es único y especial. No los colecciono como en facebook, ni parecen colonias de pingüinos. Con los gueb-amigos conformamos una red millonaria de bendiciones.

m

domingo, 7 de agosto de 2011

Así es la Vida en el Trópico

El clima es alocado en las islas del trópico; especialmente en el Caribe. Por chiquitas que sean puede que en una esquina llueva, y en la otra el sol arda. Peor aún: conduces dentro del municipio… en una calle el sol te ciega, y en la otra, te quitas las gafas porque está tan nublado que pareciera que vas por un túnel.

Obviamente, a mí no me importa, porque de cada día, se puede hacer uno hermoso...

Ejem, ejem... Seamos realistas y no hipócritas: a veces es difícil, a veces duele, muchas veces se nos hace imposible, pero siempre se puede intentar. Al fin de cuentas, “Así es la Vida en el Trópico”.

(Ilustración del Web)

domingo, 31 de julio de 2011

¡Me voy pa’ Xanadu!

Bip, biiip, ¡biiiiip! Sentimos interrumpir la programación para alertarlos a que se preparen para la llegada de la Tormenta Tropical Numero Que Se Yo, con posibilidades de convertirse en el Huracán Emily.

Conoceremos más detalles sobre la trayectoria del fenómeno atmosférico a través de los próximos boletines del Sistema de Emergencias del Centro de Huracanes del Servicio Nacional de Meteorología.

Mientras, a resguardarse en un lugar seguro, como sugiere la Canción de Domingo.

viernes, 29 de julio de 2011

Sobre las Louis Vuitton, Britto, Coco Chanel & Tous y yo...

Nunca usé carteras “de diseñador” para que no me confundieran con una vieja rica y me asaltaran. Bueno, la verdad es que tampoco las hubiera podido pagar. ¿La verdadera verdad de todas las verdades? No tenía idea de lo que eran aquellas porquerías de cuero con diseños aburridos que todos admiraban.

Ahora, que abundan tanto como las cucarachas en Nueva York, ni loca me compraría una.

Ví la primera Louis Vuitton en la Redacción del primer periódico en el que trabajé. La venteaba como trofeo -sin necesidad- la periodista más laureada, que además era hija de los dueños de un imperio de farmacias, y pariente de un prócer político. Impresionante pedigree, y mejor cuenta de banco. Ella viajaba el mundo entero con Louis y era la envidia de muchos. Yo no la envidiaba. La admiraba como periodista. Y no niego que me sentía como cucaracha en baile de gallinas cuando me hablaban de marcas de carteras.

A pesar de que tenía más estudios académicos que todos los periodistas de ese diario, yo era muy joven. Estaba recién salida del campo de un pueblo chiquito, la mayor de una familia de 6 hijos, y la primera en ir a la universidad.

O sea, que Luis Bitón para mí, podía ser cualquier pelagatos.

Con el tiempo, la prosperidad de mis colegas y la alcurnia de las individuas a las que me exponía mi trabajo periodístico, empecé a conocer y reconocer las carteras de marca.

Las mías también eran exclusivas y de marca. De mi marca.

Yo me las cosía en cualquier tipo de tela: lona, de saco, de mahón… lo que fuera. Y me buscaba unos pesos cosiéndole modelos parecidos a otras chicas jóvenes y con cuentas de banco tan flacas como la mía.

Se pusieron de moda las carteras y las correas con las dos C de Coco Chanel. Tampoco tuve. Pensaba que piezas tan caras eran atractivas para el amigo de lo ajeno y yo no estaba en el plan de provocar ese tipo de deseo.

Entonces los chinos… ¡ah! ¡los chinos! Esa multitud de seres humanos (de nuevo… tantos como las… ejem… las que ya mencioné en dos ocasiones)… Los chinos (sorry que me distraje con las cucas)… los chinos descubrieron que clonando cosas “de marca” podían descojonar la economía de distintos países. Imitaron relojes Cartier, herramientas Craftman, todo lo Swiss Army (que ya ni es Swiss, ni Army), y… ¡tara ta taaaan! Todo tipo de carteras. Los condenados las hacen tan bien que ya los pillos no se las roban. Es vox populi entre los ladrones que ni son valiosas, y que con seguridad, lo que llevan dentro no merece el riesgo de que los fiche la policía.

El otro día, cuando me llevaron al supermercado vi tantas carteras, sacos, sombrillas y hasta blusas con los diseños de corazones y flores gigantes, pensé: “¡Qué chulas! Parecen de la época de los hippies. Si tuviera 18 años y estuviera en la universidad confeccionaría unas así…”

Días después, la señora que me ayuda en la limpieza de casa me dijo que se había comprados dos relojes Britto.

-“¿Brito?”

-“Sí doñita, los de los corazones gigantes!”

Busqué en Internet y, ¡zas! Descubrí lo brito –digo- lo bruta soy yo, y lo astutos que siguen siendo los chinos para aportar al desmedido consumismo de los no chinos, ávidos de aparentar lo que no son. ¡Qué bueno que no confecciono carteras ya!

(El tonto oso de Tous de queda para otro día)

sábado, 23 de julio de 2011

Noche en Skype

De todos los gatos que han llevado mi apellido, Noche ha sido el extraterrestre. La literatura de los “cat lovers” asegura que los felinos caseros pueden llegar a entender hasta 50 palabras. A Noche le podías hacer la historia de tu vida, y te entendía.

Su historia, más sencilla que la mía, empezó en la casa del tío, padre, o abuelo de Carmen, una de las asistentes administrativas de la Redacción del periódico en el que laboré por más de 2 décadas. El gatito negro era uno de una muchos hermanitos que había parido “una realenga”. A todos le encontraron casa, excepto al “negrito”.

-“Tráemelo, Carmen, que yo soy medio bruja y los gatos negros se llevan bien conmigo”, le dije sin medir mis palabras, ni a los oídos que las mismas llegaran. El comentario tuvo consecuencias, pero esa es historia de otro día...

Carmen me trajo el gatito una noche de luna llena; pero no había duda, era negro como la noche más anochecida… sin luna. Y conociendo que los nombres de los animales deben tener un máximo de dos silabas, “Noche” se quedó.

Juguetón y amoroso se crió entre las habitaciones de dos varones y la biblioteca de un matrimonio. Se trepaba en las faldas y los escritorios de los 4 residentes de la A #10 y jugaba a perseguir los dedos de 8 manos por los teclados. Sin duda, le gustaban las compus.

Fuera de la casa se transformó en un líder de la nutrida población de gatos del vecindario. Orgulloso, altanero y súper inteligente, me escoltaba calle abajo cuando salía en bici por las mañanas, y después cuando guiaba hacia el trabajo. Nunca salió del portón del guardia de seguridad.

De él, atesoramos muchas historias. La mejor: le gustaba Skype. Lo probó el día antes de que Mi Hijo Favorito de los Mayores viajara como estudiante de intercambio a Salamanca.

Su pelaje negro, llegó a estar salpicado de canas. Parecían lejanas estrellas de un cielo nocturno de luna nueva.

Noche amaneció muerto dos días después de uno de mis cumpleaños. Lo encontramos frente a la casa, como el “gato-guardián” que era. Todavía lo extrañamos.

(Foto, del álbum familiar)

domingo, 17 de julio de 2011

Fulera, morronga, gorzobia... ¡Baracunatana!

La RAE no siempre ayuda. Son muchas las palabras que tienen sus acepciones locales, doble significado (esto es lo mejor). Dicen que una imagen vale mas que mil palabras, asi que con el RAE en Google, un multimedia de YouTube/VEVO, una pizca de imaginación… creo que entiendo.

Por eso no me considero garulla, retrechera, abeja bergaja, fulera, guaricha, garosa, morronga, farisea gorzobia… ¡ni Baracunatana!

Lo que quede sin “cuadrar”, está en manos de ustedes… hispanoparlantes. ¡Feliz Canción de Domingo!

Baracunatana

No llevo para mi casa
una mujer baracunatana
porque pueden pensar
que estoy loco locolocolo

Anoche te ví
había otro que te llegaba
montaste su moto
te brindó chicle tambien galleta
prendió su motoneta
y te marchaste con el mono
del jean el overol y la chaqueta

lalalala lalalala

Por eso tu eres
garulla retrechera abeja bergaja
fulera guaricha baracunata cucharami
baracunata baracunatana
y con el mono de la moto
eran 9 que tenía y le ponían serenata

(barata)

No llevo para mi casa
una mujer baracunatana
porque pueden pensar
que estoy loco locolocolo

Anoche te ví
había otro que te llegaba
montaste su moto
te brindó chicle tambien galleta
prendió su motoneta
y te marchaste con el mono
del jean el overol y la chaqueta

lalalala lalalala

Por eso tu eres garulla retrechera
abeja bergaja fulera guaricha
garosa morronga farisea gorzobia...
Si señora.



domingo, 10 de julio de 2011

Para mi pen drive

Hace cuarenta y nueve días recordé que “Este es un nuevo día”. Hoy, un día después de lo que muchos lloramos, replico la Canción de aquel Domingo, y “por si las moscas”, la vuelvo a grabar en mi disco duro y le doy back up en el pen drive de la eternidad. Hay portaestandartes que no caducan.


domingo, 3 de julio de 2011

Domingo de compras

Hace años que José Luis me dijo algo que hoy repiten los anuncios de una conocida tarjeta de crédito (que no voy a anunciar): que hay cosas que el dinero no compra. Con eso en mente voy a llenarme las manos de los productos que menciona José Luis, y de muchos más que se me ocurren a vuelo de pájaro. Parece simplista y fácil. Aseguro que no.

¿Alguien quiere aportar a la lista? ¡No sean tímidos!

Compraré

Con una sonrisa puedo comprar
todas esas cosas que no se venden
con una sonrisa compro la soledad
del que marcha solo por el camino.

Con una sonrisa puedo comprar,
la mirada dura de mi enemigo,
con una sonrisa compro el dolor de aquél,
que dejó en la tierra su corazón.

Y compraré, compraré,
el llanto de los niños compraré, compraré
el hambre del mendigo que ignoré
y compraré, compraré,
aquellos pies descalzos que pisé, compraré
con solo una sonrisa compraré.

Con una sonrisa puedo comprar,
la mirada triste del que se marcha
y el futuro incierto de aquel que se quedó
solo con la noche y con la mañana.

Con una sonrisa puedo comprar,
todas esas cosas que no se venden
con una sonrisa compro la libertad
del que vive preso por el dolor
Y compraré, compraré...

sábado, 2 de julio de 2011

Disfruta tu Café***

“Un grupo de profesionales, todos triunfadores en sus respectivas carreras, se juntó para visitar a su antiguo profesor. Pronto la charla devino en quejas acerca del interminable 'stress' que les producía el trabajo y la vida en general.

“El profesor les ofreció café, fue a la cocina y pronto regresó con una cafetera grande y una selección de tazas de lo más ecléctica: de porcelana, plástico, vidrio, cristal -unas sencillas y baratas, otras decoradas, unas caras, otras realmente exquisitas…

“Tranquilamente les dijo que escogieran una taza y se sirvieran un poco del café recién preparado.

"Cuando lo hubieron hecho, el viejo maestro se aclaró la garganta y con mucha calma y paciencia se dirigió al grupo:

“ 'Se habrán dado cuenta de que todas las tazas que lucían bonitas se terminaron primero y quedaron pocas de las más sencillas y baratas; lo que es natural, ya que cada quien prefiere lo mejor para sí mismo. Ésa es realmente la causa de muchos de sus problemas relativos al 'stress’. Les aseguro que la taza no le añadió calidad al café.

En verdad la taza solamente disfraza o reviste lo que bebemos. Lo que ustedes querían era el café, no la taza, pero instintivamente buscaron las mejores. Después se pusieron a mirar las tazas de los demás.

“ ‘Ahora piensen en esto: La vida es el café. Los trabajos, el dinero, la posición social, etc. son meras tazas, que le dan forma y soporte a la vida y el tipo de taza que tengamos no define ni cambia realmente la calidad de vida que llevemos. A menudo, por concentrarnos sólo en la taza, dejamos de disfrutar el café.

“ ‘¡Disfruten su café! La gente más feliz no es la que tiene lo mejor de todo sino la que hace lo mejor con lo que tiene; así pues, recuérdenlo:

* Expresa amor a tus seres queridos

* Disfruten cada instante de su vida

* No se mortifiquen por lo que no tienen, o no pueden cambiar

* Tengan paz

* Inviertan en sus riquezas espirituales

* Hagan de su vida una fiesta cada día

* Visualicen 10 minutos cada día lo bueno que quieren ver en su vida

El resto déjenselo a Dios... y recuerden que: la persona más rica no es la que tiene más sino la que necesita menos...DISFRUTA TU CAFÉ"

***NOTA: recibí este mensaje de dos amigos distintos, y pensé que era la señal para replicarlo en este espacio, cosa que no hago con frecuencia, pero a Cualquiera le provoca…


jueves, 30 de junio de 2011

29 de junio de 2009

¡Fiesta! Ayer se cumplieron dos años del nacimiento de esta casita, gemela de otra. El parto fue doloroso porque hacía varios años que me coqueteaba la idea de hacer un blog y me provocaban colegas. “¡Escríbelo, no lo digas!”, me decían.

Yo no les hacía caso porque no estaba en las de “desnudarme por escrito y para el record”. Tomé un taller de Periodismo Digital y discutimos “eso de los blogs”. El taller fue la embocadura a una maestría en Periodismo Digital que nos obligó a abrir un blog.

“¿De qué rayos escribo?”, pensé. No soy poeta. No soy crítica literaria. Mi vida es normal, conozco gente normal… una colega me dijo que tenía que escribir sobre mi proceso de supervivencia con tumores cerebrales. “¡Rayos! Como que no soy taaaan normal… Definitivamente que esa es una opción para salir del paso”, me dije. Y le compré la idea con Conviviendo con Intruso.

Para “neutralizar” lo que pudieran ser ataques catársicos, parí este espacio: A Cualquiera le sucede.

Entre uno y otro espacio -o casitas de sentimientos- se colaron entradas relacionadas con mi mejor proyecto de vida: la maternidad. Entonces, las reuní en un tercer blog: deMadre.

Cada una es un poco de mí. Cada una fluye a un ritmo propio. Tan es así que hace tres semanas que el blog del Intruso está cerrado por luto. El dolor de haber perdido a casi una docena de colegas entumorados me ha entumecido los dedos cuando merodean esa casita. Sin embargo, esos mismos dedos hacen fiestas irreverentes con Cualquiera, mientras que en deMadre juegan y miman.

¿Cuántos años sobrevivirán los blogs de Cassiopeia? Nadie sabe. Ella no está pendiente de estadísticas. Solo sabe que el blogueo “tiene sentido, entendimiento y razón”… y que cuenta con un ejército de amigos blogueros que no cambia por nada en el universo.

A todos ellos –seguidores, o visitantes ocasionales- les regalo hoy el sello del Segundo Aniversario. Gracias, muchas gracias por acompañarme en este viaje...

jueves, 23 de junio de 2011

Lo que no voy a hacer esta noche

No voy a prender hogueras (mi extintor es para emergencias). No voy a lavarme la cara y el cabello con agua de rocío (para mantener la belleza y conseguir “el amor de mi vida” (¡ya tengo tres!). No voy a saltar el fuego para purificarme (mi silla no salta).

En mi isla caribeña, se supone que los sanjuaneros -y los que no- nos tiremos de espaldas al mar doce veces (no voy a hacerlo para no darme un golpetazo con otro cabeciduro como yo). Se supone que examine la borra del primer café de la mañana para detectar imágenes de avión, boda, posibilidad de tener hijos (no tengo plata para viajar, ya me casé dos veces con mi esposo… sin haberme divorciado; y el Cielo me ha regalados dos Soles disfrazados de hijos).

¡Ah! Lo único que pienso cumplir será aquello de no acercarme a los espejos… no sea cierto que esta noche supuestamente “mágica”, me succione uno… Mañana quiero celebrar al verdadero San Juan.

¿Te atreves a decir públicamente lo que vas a hacer esta noche?

(Foto del Web)

domingo, 19 de junio de 2011

Para los padres desafinados…

La voz de un padre puede ser ronca y desafinada; un vozarrón aterrador. Igualmente puede ser tímida y en susurros… para no asustar. Sea voz de locutor, de general de ejército, de profesor de historia del Medioevo; de primerizo, lo mismo que de un “equipo” de soccer, pelota y baloncesto juntos… todos están representados en la Canción infantil de Papá de José Luis Perales.

Por eso, esta es la Canción de Domingo. Feliz Día de los Padres a los que ya conocen el sabor de la paternidad, a los “padres en potencia”… y a todos l@s bendecid@s con esposos/ padres cantantes como Ricky Martin.. Así como a los que hemos tenido la fortuna de unos padres maravillosos que no cantan.

Canción infantil de Papá

José Luis Perales

Por haberte vestido tu solo,
por haber dado un beso a mamá.
Por haber ido hoy al colegio,
por haber compartido tus juegos,
hoy te voy a contar otro cuento
que te gustará.

Y el pequeño sonríe y abre los ojos
y mira en silencio y va poco a poco
buscando sus brazos
y el padre lo besa y empieza su historia.
Y el pequeño pregunta y el padre le cuenta
y el niño lo escucha y el padre se inventa
y el niño se duerme escuchando ese cuento
y el padre comenta,
te quiero.

Por haberte tomado el jarabe que
sabe tan mal.
Por haber ordenado tus cosas
por haber aprendido a rezar.
Por haber regalado a María
ese coche que tanto querías,
hoy te voy a contar otro cuento
que te gustará.

Y el pequeño sonríe y abre los ojos
y mira en silencio y va poco a poco
buscando sus brazos
y el padre lo besa y empieza su historia.
Y el pequeño pregunta y el padre le cuenta
y el niño lo escucha y el padre se inventa
y el niño se duerme escuchando ese cuento
y el padre comenta,
te quiero.

Por haberte lavado las manos y desayunar.
Por haberte vestido tu solo,
por haber dado un beso a mamá.
Por haber ido hoy al colegio,
por haber compartido tus juegos,
hoy te voy a contar otro
cuento que te gustará.

Hoy te voy a contar otro
cuento que te gustará.
Hoy te voy a contar otro
cuento que te gustará.



sábado, 18 de junio de 2011

¿Me matan por Internet?

¡Rayos y centellas! Para cuando estas letras suban al Gueb, ya habré muerto cibernéticamente. No hice lo que me dijeron para que mantener "safe" mi cuenta de gmail. Supuestamente cerraba el jueves, pero aún no pasa nada. ¿Sería porque les hice trampa? Se suponía que le reenviara un mensaje a 20 personas. Me imaginé que podían hackear a los amigos de mis amigos, y si ya con entrar a mi correo habían hackeado a MIS amigos… no iba a propagar el virus, así que le reboté el mensaje a los mismos que me lo enviaron.

¿Quién entendió el trabalenguas? Yo.

Durante esta semana también he recibido decenas de ofertas de Viagra y cuanto medicamento expande/alarga penes; también de maquillajes y perfumes “réplicas de originales”, que imagino deben ser genuinas pestilencias. iStores y Amazon me han enviado tantas “sugerencia” de música, videos y libros que no entiendo como cayeron en mis “feivorits”. Tampoco puedo explicarme las ofertas de tiendas que quebraron.

Ya varios amigos me alertaron a no aceptar sus propias invitaciones de tal o mas cual correo porque eran fatulas. ¡Okeeei! Esos sí que son buenos amigos: me alertan contra ellos mismos.

¿Y qué tal los que te dicen “Querida Cass, por favor responde a tus avisos”? ¿Íntimos primero, y agresivos después?

Mis favoritos son los "Fwd: Fwd:Fwd..." de corte religioso que te dicen que si no haces tal o mas cual envíos a un número predeterminado de amigos, te arropará una nube negra con rayos y centellas. Entonces me digo a mí misma: “Misma, tu Dios no es el que amenaza por Internet. Mira Misma, no te afanes con los"Fwd: Fwd:Fwd..." Sigue enviando buenos deseos sin atosigar a tus amigos. De todas formas, te pueden matar por Internet. Y eso, a Cualquiera le sucede”.

(Foto del Gueb)

domingo, 12 de junio de 2011

Canción enajenante para sobrevivir las noticias

Los titulares de hoy domingo no pueden ser más nefastos. Guerra, “atentados” suicidas, elecciones que pintan a fraude, ataques cibernéticos al Fondo Monetario Internacional… y peor aún, a los ciudadanos comunes.

Lo que no controlamos y nos explota por distintas latitudes: volcanes, más movimientos telúricos, fuegos, sequias, inundaciones…

Secuestros, masacres…

Añado a la lista las plagas que se tratan en oficinas siquiátricas y/o en las barras: maltrato emocional entre parejas, violaciones a niños, abandono a nuestros viejos…

Entonces recuerdo a Jeremiah, el sapo concho de los ’70 de Vietnam, las huelgas masivas, los desaparecidos y tantas pesadillas que ahora parecen nada. Para auparme en el primer día de sol de nuestro verano inestable… en lo que retomo los titulares de las agencias de noticias y de televisión más importantes del mundo… y recuerdo a los rockeros pelús gringos y una canción que pudiera parecer enajenante, pero funciona por dos minutos y 53 segundos:

Joy to the World

Jeremiah was a bullfrog
Was a good friend of mine
I never understood a single word he said
But I helped him a-drink his wine
And he always had some mighty fine wine
Singin'...

Joy to the world
All the boys and girls now
Joy to the fishes in the deep blue sea
Joy to you and me

If I were the king of the world
Tell you what I'd do
I'd throw away the cars and the bars and the war
Make sweet love to you
Sing it now...

Joy to the world
All the boys and girls
Joy to the fishes in the deep blue sea
Joy to you and me

You know I love the ladies
Love to have my fun
I'm a high life flyer and a rainbow rider
A straight shootin' son-of-a-gun
I said a straight shootin' son-of-a-gun

Joy to the world
All the boys and girls
Joy to the fishes in the deep blue sea
Joy to you and me

Joy to the world
All the boys and girls
Joy to the fishes in the deep blue sea
Joy to you and me

Joy to the world
All the boys and girls
Joy to the world
Joy to you and me

Joy to the world
All the boys and girls now
Joy to the fishes in the deep blue sea
Joy to you and me

Joy to the world
All the boys and girls
Joy to the fishes in the deep blue sea
Joy to you and me

I wanna tell you
Joy to the world
All the boys and girls
Joy to the fishes in the deep blue sea
Joy to you and me

Joy to the world
All the boys and girls
Joy to the fishes in the deep blue sea
Joy to you and me

(fading)
Joy to the world
All the boys and girls.

(Foto: La Vanguardia)

miércoles, 8 de junio de 2011

Vanesa intentó quitarme el marido por msn

Mis gritos descontrolados despertaron a mi esposo. El pobre roncaba cuando yo estallé en altos decibeles, ¡de risa! Ahora no estoy segura si mi cómplice fue Mi Hijo Favorito de los Mayores, o Mi Hijo Favorito de los Menores. Pero prometo que uno estuvo ahí, en la esquinita de la “Biblioteca” donde tenía aquella PC último modelo de finales de siglo pasado.

El “escándalo de risas” sucedió a eso de las 10:00 de una noche cualquiera. Debo aclarar que cuando instalamos el msn en la única compu de casa, abrimos una cuenta de Hotmail familiar, y le incluí el msn por aquello de “chatear” con los amigos y familiares que no podíamos visitar. También abrí mi propia cuenta por aquello de que en el periódico aún no teníamos correo corporativo.

Para que mi esposo sintiera que era dueño de una personalidad cibernética le hicimos una cuenta de Hotmail. Así todos podríamos “chatear” con quien quisiéramos.

Por ingenua, dejaba abierta la ventana del chat. Pensaba que así, mis amigos me podrían localizar “en vivo”. ¡Já! Lo que dejé abierto fue la ventana a desconocidos, o desconocida. Entonces, una noche de acción cibernética, recibí un zumbido de una tal Vanessa. No conocía a ninguna e ignoré su reclamo.

-“¿Fulano? ¿Estás ahí?”, fue el primer mensaje. “Ah… no es para mí, quizás es una compañera de trabajo de mi esposo. Le voy a decir que despierte”, pensé.

-“¿Fulano? Soy yo, tu Vane”, lamentablemente para ella, aún no me había levantado de la silla, y preferí conocer a la Vanesa que además de compañera de trabajo, era propiedad de mi amado esposito.

-“¿Fulanito? No te escondas. Mira que te veo… y sé que estas on-line…” Ya se estaba pasando de la línea la Vanesita ésta. Y decidí darle cuerda a ver cuán lejos la llevaba…

-“¿Vanesa?”, le escribí temiendo la contestación.

-“¡Ay que rico que te encuentro!” ¡Mierda! Esa era la contestación que temía.

-“¡Qué bueno que habla, doña Vanesa. Así le puedo informar que mi abuelo está incomunicado en una Unidad de Cuidado Intensivo. Le dio un ataque al corazón, y claro, como ya no es tan joven como le hace creer a todos, no le pueden hacer una cirugía de corazón abierto y tememos lo peor. Si quiere pasar a verlo, me dice para dejarle un espacio de la única hora que nos permiten.”

-“Oye, y ¿qué edad tú tienes?” Umjum… Lista la Vanesa esa… ¿querría algo con el nieto de mi esposo, que era yo?

-“Tengo diecinueve, pero mi novia, que está aquí conmigo, dice que tengo ‘baby face’ como mi abuelo. Así que si él parece que tiene 20 años menos, yo tendría cara de feto! Jajaja”

-“Ahhh, pues que se mejore tu abuelito! Bye.”

-“Gracias, doña Vanesa. Le daré sus saludos cuando salga del coma”

-“Okey. Bye.”

¡Jua, jajajaja! Me había estado riendo, durante el chat, pero ya lloraba y gritaba del ataque de risa. Mis hijos se rieron con la muela de atrás porque esa noche se dieron cuenta de lo que soycapaz de hacer. Demás está decir que la Vanesita sufrió de un punto final (no coma) y de boqueo total de todos los msn de casa.

Entre ronquidos, mi esposito me preguntó por el motivo de los gritos. Yo le dije que un chiste por chat con su amiga Vanesa.

-“No conozco a ninguna Vanesa”, dijo entre ronquidos. Y le creí... A Cualquiera le sucede.

lunes, 6 de junio de 2011

Rainy Days and Mondays

Es lunes y no para de llover. Llueve sobre mojado, los suelos están saturados. Y esto no es un poema para rimarlo.

Es lunes, y con el mes, inicia la temporada de huracanes. Pero no es para ponerse triste, como cantaban los Carpenters. No es para diluviar lágrimas, ni para estar “down”.

La lluvia limpia, llena embalses, nos ahorra regar las plantas, es buena excusa para “calentarse” con un café, té, o chocolate calientito… después de una rica sopa. ¡Ánimo! Es excelente razón para estrenar ese nuevo paraguas de colores alegres, aunque recuerdes esa vieja canción de los '70 del siglo pasado.

Rainy Days and Mondays

Talkin' to myself and feeling old.
Sometimes I'd like to quit;
Nothing ever seems to fit;
Hangin' around, nothing to do but frown;

Rainy days and Mondays always get me down…

What I've got they used to call the blues:

Nothin' is really wrong;
Feelin' like I don't belong;
Walkin' around, some kind of lonely clown;
Rainy days and Mondays always get me down…

Funny, but it seems that I always wind up-a here with you;
Nice to know somebody loves me.
Funny, but it seems that it's the only thing to do:
Run and find the one who loves me.

What I feel is come and gone before:
No need to talk it out;
We know what it's all about.
Hangin' around, nothing to do but frown;
Rainy days and Mondays always get me down…

Funny but it seems that it's the only thing to do,

Run and find the one who loves me.


Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

Translate to your Language!

Get more followers

Plus

Bookmark and Share

Licencia CC

Creative Commons License
ConViviendo con Intruso by Cassiopeia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Puerto Rico License.
Based on a work at acualquieralesucede.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://creativecommons.org/.