Visitas de hoy en adelante... "Cualquiera" no contó el primer millón

Entre nos...

domingo, 26 de agosto de 2012

Alerta Juracanada


Antes que todo, la palabra “huracán” llega directito de “Juracán”, el dios taíno de los “hurricanes”, como dice el gringo.

Segundo que casi todo, le podemos achacar la culpa de esos fenómenos naturales al Cabo Verde, en África, donde se forman. Allá se forman. El Atlántico los cría, y cuando llegan a las Sotaventos empiezan a enardecerse. Las aguas sensuales del Mar Caribe los calientan, y se alborotan.

Por lo regular, el punto geográfico donde los huracanes toman nombre, intensidad y rumbo, es el litoral de Puerto Rico. La isla es el único lugar –que yo sepa- donde se declara medio año como “Época de Huracanes”. Por lo regular, la colonia americana aparece en el mapa meteorológico cuando los huracanes se convierten en amenaza para Estados Unidos. Muchas veces ni siquiera abundan en los estragos que causan en Republica Dominicana y Haití.

¿Cuba? No existe en los noticiarios climatológicos, a menos que esté en la ruta de inminente a amenaza a los Cayos, a Florida o Luisiana.

Ese ha sido el caso de Isaac, la fuerte tormenta tropical –o “temporal”- que nos despeinó a la vez que causó estragos con las lluvias esta semana. En CNN vimos varios reportajes de “pérdidas cuantiosas” en la República Dominicana, Haití y Cuba. Sabemos en carne propia que esas noticias se quedan cortas. Pero ahora, que amenaza suelo americano y se responsabiliza por dilatar un día la Convención Republicana en Tampa… ahora se habla de un poderoso Juracán… 

Digo, aumenta la intensidad de los vientos y su peligrosidad según se trasladan. Pero una  tormenta tropical leve puede ser devastadora en Haití, donde miles de personas viven en casetas de acampar. 

Pero así es la vida. Así son los “hurricanes”… que no son lo mismo que los “temporales”.


3 comentarios:

Rosa Cáceres dijo...

Conozco lo de Isaac por televisión, cuando habñlan del tiempo en los telediarios. Nunca he experimentado un fenómeno parecido, ni Dios lo quiera...¡Qué miedo!
Un besico

fus dijo...

Por las imàgenes, estar en el centro de un huracán debe ser algo espantoso. Espero que este ùltimo pase pronto y no ocasiones pérdidas humanas.

un saludo

fus

meg dijo...

Tienes razón, Casiopeia. Parece que nada existe hasta que afecta a EEUU. Ni los huracanes, que causan estragos en las islas de las Antillas, en el Caribe o en Tailandia. Pero hasta que no ha llegado a Nueva York, no se han dado cuenta de lo que eran. Se ha paralzado el país y¡Diosmío!, la convencion demócrata sin poder realizarse...
Hasta el 11-S no sabían lo que era el terrorismo y aquí en España aguantando muertos y muertos de ETA, sin que los USA se dieran siquiera por enterados.

Qué pena de país, tan grande y tan egocéntrico y tan pequeño en cultura y en solidaridad...

Por cierto, me encanta entrar en tu blog siempre. Lo hago en silencio, porque no tengo mucho tiempo para dejar comentarios. Además ya ves cómo me enrollo... Abrazos para tí (no para el huésped odioso).

Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

Translate to your Language!

Get more followers

Plus

Bookmark and Share

Licencia CC

Creative Commons License
ConViviendo con Intruso by Cassiopeia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Puerto Rico License.
Based on a work at acualquieralesucede.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://creativecommons.org/.