Visitas de hoy en adelante... "Cualquiera" no contó el primer millón

Entre nos...

miércoles, 14 de abril de 2010

Una mascota de Komodo (DeMadre VI)

Miente quien no haya escuchado -o hecho- una petición de mascota en el más dulce de los tonos. Y miente quien no conozca a algún padre/madre que no haya caído en la trampa.

Criada en el campo, nunca pedí animales. Ellos, simplemente estaban. Había vacas con sus becerritos y los intimidantes padrotes (que en esa época, para mí sólo eran bueyes); un caballo viejolo; cabras, cerdos, gallinas, pollitos y gallos; conejos, tortugas, pájaros (de los que no se enjaulan), varios perros, y gatos, gatos, y más gatos.

Cuando el tiempo pasó y me tocó a mí pagar la renta, no había forma de tener esa variedad de animales, ni mi deseo de limpiarle las bolitas a los conejitos.

Los pets de los niños citadinos son los peces, guinea pigs, pajaritos enjaulados, perros de tamaño pequeño o diminuto; y gatos, que mientras más grandes e imponentes, mejor.

Afortunadamente, los baby boomer parents de los internet kids, que vivimos en ciudades, o suburbios de espacio limitado, no tenemos espacio para cualquier mascota. Lo ideal es un golden fish en una copa. Pero el maldito Internet le provee a la nueva generación de enanos la facilidad de pedir “on line at any time” culebras, lagartos, gallinas de palo, o las espantosas criaturas de Komodo.

Para peticionar legalmente lo ilegal surgen las variaciones en los nombres que te ganaron los ovarios: “Mamá, Máma, Mami, Mamita, por fa, porfi, plis, pretty please”; y los razonamientos baratos: me he portado bien, saque buenas notas; no le he arrancado la cabeza a mi hermano... “

Tanto chavan hasta que la madre de corazón blandito cae. Y yo, como además lo tengo frágil, caigo más rápido que ligero.

Pero el mismo bendito Internet puede estar de nuestro lado.

Esta Súper-Dúper-Mamisonga se valió del on-line-shopping para encontrar un Dragón de Komodo amigable para la familia, el hogar, los niños; el Departamento de Recursos Animales, así como para las autoridades de transportación y verificación de animales exóticos que abundan en los aeropuertos de todo el mundo, quienes velan para que los dragones, si son de Komodo, que allá permanezcan cómodos.

Pues bien, la bella madre que aquí se confiesa, encontró, pidió, pagó y le regaló al muchachito la amorosa dragona komodina. “Buba” (no sé ni quién ni cómo se descubrió que era nena) fue aceptada tan pronto plantó las 4 patas en la mesa del comedor.

No estoy segura de cuál es la expectativa de vida de las bubas, pero ésta lleva en casa más de 15 años. No me atrevo celebrarle el onomástico, porque no lo trajo la garantía de compra. Supongo que usualmente los niños no las cuidan apropiadamente... o las madres.

Buba se ha mantenido en el cuarto de mi hijo favorito (de los mayores). Salía para asustar a desconocidos desde el carrito de la compra, el cristal de la ventana del auto... o en la oficina de la madre, donde el niño pasó muchas tardes después de clases.

Con extrema comodidad, nuestra Buba de Komodo, sigue asustando a quienes se atreven a penetrar la cueva –o habitación- del muchachito. El hoy aspirante a Juris Doctor, la mantiene debajo de la cama, muy cómoda. Ella no se mueve. Sólo asoma la cabeza. Ya no saca la lengua porque mi hijo menor –el Favorito de los Menores- se la arrancó despiadadamente. A Cualquiera le podría suceder.

Por suerte, solo le dolió al dueño del reptil plástico.

(Foto x Cassiopeia)


20 comentarios:

Ministry of Silly Walks dijo...

Ay, Cassio, cómo me he reído! He estado en ese lugar tantas veces, pero no se me había ocurrido tu solución. Necesito un hámster similar a Buba.

fiaris alfabeta dijo...

jajaja le pasaré esta receta a mi hija mayor que solo ha permitido a mi peque unos pecesillos de colores,besos.

Pluma Roja dijo...

Uy a quien se le ocurre tener una mascota de ese calibre. Pero bueno ya se tiene ni modo. ¡Cómo le corto la lengua tu hijo! Pobre animal. ¿Y ahora que hace sin su lengua?

Por un lado mate de risa, pero analizando el panorama, ¡Tétrico!

Besos,

Aída

Blanca dijo...

Cassiopeia, que me engañaste todo el escrito, yo creí que en verdad habías comprado y !VIVIDO! con esa fiera, bárbara, buen escrito, felicidades y gracias.
Cassiopeia, yo también tengo tus años y soy sagitario, de Noviembre, del 27, y tu? Hasta luego, vuelvo.

Luz del Alma dijo...

Cassio, casi muero pensando en esa mascota...
Me encantó!
Un fuertísimo abrazote de luz, Mirta

Susy dijo...

¿En serio te convencieron para tener un dragoncito? Jejejejej.
A mi me han engañado para tener perro y me arrepiento de haberme dejado convencer porque acabo ahora mismo de recoger otra caquita y ya me tiene hasta las narices.Espero que aprenda pronto.
Muchos besos

Ely dijo...

JAjaja yo infartadaaa pensando pero son venenossos!!! pobres niños!! jajaja
¬¬ y ya vi que hablas del mono de plastico :P jaja caí vilmente !!!

Yo quiero un perro alguien regaleme uno!!! pero tampoco puedo tener por el depa dnd vivo no dejan animales :( solo tengo mi betta Lalo :)


saludos!!!! Super Duper Casiopeia :)

Abuela Ciber dijo...

Buenisimo lo que has compartido, por acá no tuve suerte y todas las mascotas fueron de sangre caliente!!!!! ja ja aunque tambien hubieron peces!!!!!

Cuando venden estos animalitos tendrian que poner una foto del futuro no????? y hay que ver lo que cuestanª!!!!!!!!!

Cariños

Cassiopeia dijo...

Ministry... checa en Internet. Como están de ingeniosos los fabricantes de juguetes, quizás hasta los consigas con sonido y malolientes!
Besos colega en la maternidad de 2 varones!
xoxoxox

Cassiopeia dijo...

fiarisssssssss!
que tu hija tenga cuidado con los pecesillos. toma mucho tiempo la limpieza de la pecera.
oye no viste a Nemo? Muero de pena.
Ya te haré el cuento del goldfish de mi hijo mayor.

Besos

Cassiopeia dijo...

Aida... siento decirte que los muchachos de hoy se antojan de las cosas más extrañas. Yo lo complací con el ejemplar plástico para quitármelo de encima, y de paso, me divertí un montonón llevándolo en el carrito de la compra en el supermercado... y cuando lo asomaba por la ventana del carro... jajaja.

Muchos cariños!

Cassiopeia dijo...

Blanca... NI LOCA!

Jajaja... sip, somos casi gemelas. Yo salí del cascarón el 30 de noviembre... este año celebramos juntas. Chequea las entradas del 1ro de diciembre pasado y las fotos que tengo para regalar a todo cumpleVida que pase por acá.
Muchos Saludos!

Cassiopeia dijo...

Ay Mirta... lo que hacemos por/con los muchachos!!
Confieso que me los he gozado. Han sido dos milagros (de 6 embarazos). También tenemos culebras, sapos, moscas, cucarachas y toda suerte de animales no deseados... DE PLÁSTICO!!

Qué ricos tus abrazos iluminados. Si supiera cómo se hacen los reciprocaría.

Cassiopeia dijo...

Susy, como le dije a Mirta, además del Dragón de Komodo (te recuerdo que es plástico)...
También tenemos culebras, sapos, moscas, cucarachas y toda suerte de animales no deseados... DE PLÁSTICO!!

El perrito cagón es el que tienes en la foto? Pero si es bello! Ya sé. Me vas a decir que su caca NO!

Muchos saludos. Qué rico verte otra vez. Tu hijo, vacaciona ahora en verano. Mi enano viene SOLO una semana en mayo. No regresa hasta enero del 2011.

Hay que dejarlos volar, no? Me estoy tragando mis palabras de siempre... duele.

Mis abrazos de siempre!

Cassiopeia dijo...

Ely... y de peluche? Es una responsabilidad grande... y un problema mayor en un apartamento... VARIAS veces al día!

Besos

Cassiopeia dijo...

Abu; no hay problemas con las mascotas de sangre caliente... siempre y cuando otro los cuide. No crees?

Sobre los costos de los "alimales" de embuste... el problema no es el costo, es el $$ del embalaje!!!

Besos

Rita dijo...

Pues si que son mascostas cómodas.....no hay que limpiar nada de nada, pero que quieres que te diga, yo soy muy masoquista, me gusta el perrito que te sigue a todas partes y el gato que se enrosca en tus piernas, que vamos a hacer....
Un abrazo

Cassiopeia dijo...

Rita, tienes razón. Estoy ABSOLUTAMENTE de acuerdo si yo selecciono la mascota. Por eso hago "animal therapy" a sus caricias.
Pero no acepto cuidar los caprichos vivos de mis hijos.
(jeje... esa regla me ha funcionado!)
Besos

Susy dijo...

¡¡¡Que razon tienes!!! Hay que dejarlos volar...pero es que de verdad que duele.
¡¡¡Asi es la vida!!!

Me habias asustado con lo del dragón porque me lo creí jajajjajajaja.
Besines

Cassiopeia dijo...

Ya sabes Susy, ya sabes.

Y sobre el de Komodo... que cómodo se quede por allá. Acá sólo un facsímil razonable... de plástico!

Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

Translate to your Language!

Get more followers

Plus

Bookmark and Share

Licencia CC

Creative Commons License
ConViviendo con Intruso by Cassiopeia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Puerto Rico License.
Based on a work at acualquieralesucede.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://creativecommons.org/.