Visitas de hoy en adelante... "Cualquiera" no contó el primer millón

Entre nos...

sábado, 12 de febrero de 2011

“Sólo tiene mujer quien puede”

No creo en las cadenas “literarias”. Mil veces me han llegado “despedidas” de Gabriel García Márquez, así como “piezas de insignes autores” que realmente son inventos de pichones literarios.

Tampoco creo que las mujeres somos “sugar & spice”.

De todas maneras, en éste sábado frenético comparto un texto que recibí hace mucho tiempo, y gracias a mi querida amiga AnTo, manifiesto públicamente que ya no me lo tienen que reenviar.

No estoy de acuerdo con el uso del verbo "tener"; ni con el punto #3 (y no por el empalagoso “Día de San Valentín”). Me molesta que usen el #4 cuando me molesto (sí, estoy repitiendo palabras en una frase corta, y no me importa). Además, tengo mil dudas con el #5… desde antes de que se valorizaran los derechos de los metrosexuales. De todas formas, aquí les replico la entrada de AnTo con el escrito que se le atribuye a “um escritor, jornalista, humorista e cronista brasileiro, filho do também escritor Érico Veríssimo. É o escritor que mais vende livros no Brasil”:

“En medio de tantas cadenas, mails y cuanta cosa circulante por internet, me llegó una muy interesante. Un texto escrito por un escritor brasileño llamado Luis Fernando Veríssimo. Me gustó tanto que decidí compartirlo con ustedes, mujeres bellas y hombres sin gota de machismo.


El irrespeto por la naturaleza ha afectado la supervivencia de varios seres, y entre los más amenazados está la hembra de la especie humana.

Tengo apenas un ejemplar en casa, que mantengo con mucho celo y dedicación, pero en verdad creo que es ella la que me mantiene. Por lo tanto, por una cuestión de auto-supervivencia, lanzo la campaña “Salvemos a las mujeres”.

Tomen de acá mis pocos conocimientos sobre la fisiología de la feminidad, con el fin de que preservemos los raros y preciosos ejemplares que todavía quedan:

1. Hábitat: La mujer no puede vivir en cautiverio. Si está enjaulada, huirá o morirá por dentro. No hay cadenas que las aten y las que se someten a la jaula pierden su DNA. Usted jamás tendrá la posesión sobre una mujer; lo que la va a atar a usted es una línea frágil que necesita ser reforzada diariamente.

2. Alimentación correcta: Nadie vive de la brisa. Mujer vive de cariño. Déle en abundancia. Es cosa de hombre, y si ella no lo recibe de usted, lo buscará en otro. Besos matinales y un “yo te amo” al desayuno las mantienen bellas y perfumadas durante todo el día. Un abrazo diario es como el agua para los helechos. No la deje deshidratarse. Por lo menos una vez al mes es necesario, si no obligatorio, servirle un plato especial.

3. Flores: También hacen parte del menú. Mujer que no recibe flores se marchita rápidamente y adquiere rasgos masculinos como la brusquedad y el trato áspero.

4. Respete la naturaleza: ¿No soporta la TPM (tensión pre-menstrual)? Cásese con un hombre. Las mujeres menstrúan, lloran por cualquier cosa, les gusta hablar de cómo les fue en el día, de discutir sobre la relación. Si quiere vivir con una mujer, prepárese para eso.

5. No restrinja su vanidad: Es propio de la mujer hidratar las mechas, pintarse las uñas, echarse labial, estar todo un día en el salón de belleza, coleccionar aretes, comprarse muchos zapatos, pasar horas escogiendo ropas en un centro comercial. Comprenda todo esto y apóyela.

6. El cerebro femenino no es un mito: Por inseguridad, la mayoría de los hombres prefiere no creer en la existencia del cerebro femenino. Por ello, buscan aquellas que fingen no tenerlo (y algunas realmente lo jubilaron). Entonces, aguante: mujer sin cerebro no es mujer, sino un simple objeto decorativo. Si usted está cansado de coleccionar estatuillas, intente relacionarse con una mujer.

Algunas le mostrarán que tienen más materia gris que usted. No les huya, aprenda con ellas y crezca. Y no se preocupe; al contrario de lo que ocurre con los hombres, la inteligencia no funciona como repelente para las mujeres.

7. No haga sombra sobre ellas: Si usted quiere ser un gran hombre tenga una mujer a su lado, nunca atrás. De esa forma, cuando ella brille, usted se bronceará. Sin embargo, si ella está atrás, usted llevará una patada en el trasero.

8. Acepte: (Las) Mujeres también tienen luz propia y no dependen de nosotros para brillar. El hombre sabio alimenta los potenciales de su compañera y los utiliza para motivar los propios. Él sabe que, preservando y cultivando la mujer, él estará salvándose a sí mismo.

Mi amigo, si usted piensa que la mujer es demasiado costosa, vuélvase gay. ¡Sólo tiene mujer quien puede!"

(Foto, del Web: http://eliote.over-blog.es/article-32221354.html)

6 comentarios:

Mariposa Errante... dijo...

Querida Cassio:

PrimeraSSSSSSSSSSSSSSSSS.

Que hermosos parrafos, me gustaron!!!.

Besos.

Mariposa Errante.

Margarita dijo...

me encantó Cassi! lindísimo texto!

Amaranta dijo...

Aunque dice cosas lindas... no se... no me gusta la narración de objeto en que nos convierte..., además como si ser gay fuera lo peor o lo mejor...

Cassiopeia dijo...

Mariposa, démosle las gracias a AnTo.
Besitos

Cassiopeia dijo...

Margarita... te repito lo que a Mariposa: démosle las gracias a AnTo.
Besitos

Cassiopeia dijo...

Amaranta, tan de acuerdo estoy, que lo de "gay" aparece en la otra casita (deMadre) porque como madre, mujer, ciudadana del mundo, no tengo diferencias homofóbicas.

http://demadre-cassiopeia.blogspot.com/2011/02/sobre-las-mujeres-i.html

Besos

Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

Translate to your Language!

Get more followers

Plus

Bookmark and Share

Licencia CC

Creative Commons License
ConViviendo con Intruso by Cassiopeia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Puerto Rico License.
Based on a work at acualquieralesucede.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://creativecommons.org/.