Visitas de hoy en adelante... "Cualquiera" no contó el primer millón

Entre nos...

martes, 15 de diciembre de 2009

Internet vs Hallmark: la guerra de las felicitaciones

En este momento debería estar checando la bolsa de valores a ver cómo están las acciones de Hallmark. Sospecho que igual que las de Palm: cuesta abajo y en rojo (como la flor de la Pascua). Ya ninguna de las dos empresas hacen productos con demanda.


¿Cuándo dejamos de enviar tarjetas de Navidad? ¿Cuando aumentó el costo de la estampilla? ¿Cuando las direcciones empezaron a complicarse con números y letras? ¿Cuando los carteros que sonreían se jubilaron? ¿Cuándo ¿O cuando las tarjetas electrónicas las sustituyeron?


Hasta la fecha, he recibido 3 tarjetas de Navidad clásicas. Claro, si no envío, no me merezco ninguna. La primera, llegó a la oficina, y la descalifico por ser la invitación a una actividad. La segunda, es la tradicional felicitación que recibimos de la compañía de guardias de seguridad. La descalifico porque la envían esperando un dinerito, que acá le llamamos “aguinaldo”.


La tercera –y única- la recibí vía correo y como Dios manda. La envió mi amiga Sandra, una mujer extraordinaria. A mediados de noviembre recibí la que manda a hacer mi hermana con las fotos actualizadas de las nenas. Yo también las llegue a hacer cuando mis renacuajos se dejaban retratar... pero esa no cuenta en la misma categoría porque llegó en noviembre, se hace con un programa de computadora... y no es de Hallmark.


No sé quien más conserve la linda tradición de tomarse un ratito en comprar las tarjetas, llenarlas, buscar la dirección en la Palm, asegurarse de que mete en el sobre la tarjeta correspondiente, pegarle los sellos postales (que también tuvo que tomarse el tiempo de comprar) y depositarlas en un buzón.


A juzgar por los anuncios, donde se ofrecen las cajas de tarjetas de navidad con 75% de descuento, creo que el Internet, con las tarjetas animadas y con música ha desbancado a Hallmark. Por suerte, me quedan las que me sobraron de otros años y las puedo reciclar.


Si alguien conoce a algún cartero que se deje entrevistar en estos días, me avisa. Solo voy a preguntarle si se aburre. Yo espero la de los basureros y la del porteador de periódicos. Mientras, he recibido una hemorragia de felicitaciones preciosas y con unos mensajes hermosísimos, vía gmail, hotmail, Outlook y facebook. Tengo avisos de Twitter y de Plaxo. Los iré viendo al paso porque quiero contestarlos uno a uno... como hacía con las tarjetas de navidad pre-Internet. A Cualquiera le sucede.

6 comentarios:

estoy_viva dijo...

Hace tiempo que solo utilizo tanto para enviar como las que recibo via internet, es mucho mas comodo muy rapido no necesito desplazarme ni comprar ya que hay paginas exclusivas que son gratis y que son alguna bien divertidas, con movimientos, en resumen quien las recibe pasan un momento bien agradable leyendo y escuchando.
Te felicito por tu perfil, una mujer bien luchadora, como todas las personas que tenemos que vivir con algun tipo de enfermedad, que deseamos vivir no existir, que todos los dias afrontamos en gran reto de avanzar continuar disfrutando de un dia mas para hacer nuestro sueño real.
Con cariño
Mari

Cassiopeia dijo...

Por eso digo! Ademas no se afecta el medio ambiente, ni la espalda del cartero.

Por lo otro, gracias, pero no soy nadie al lado de tanta gente que conozco y que he visto en las salas de neuro intensivo, en las clínicas de rehabilitación y hasta en los médicos donde voy.

Nos seguimos comunicando. Hoy mi terapista tomo fotos de la sesión en el agua, a ver su más personas se benefician.

Besos y mas besos!

Abuela Ciber dijo...

Muy real lo expuesto.

Yo compro tarjetas de SOS Aldeas Infantiles, y se las doy a todos los familiares y amigos, es una buena causa y hay que saber compartir.

Cariños

Cassiopeia dijo...

Abu, tienes toda la razón y un enorme corazón. Yo compraba de UNICEF hasta que mi hijo menor (el favorito de los menores) empezó a diseñarlas para la venta en la escuela.
Sin embargo, en los últimos 2 años parece como si hubieran desaparecido de las tiendas, y hacen rebajas increíbles del inventario viejo. Te cuento que hoy recibi la segunda (de otra amiga), y como la de Sandra, la contestare.
Felicidades!

estoy_viva dijo...

Eres una mas pero con tu forma de sentir y expresarte da esperanzas a tantas personas que no ven ese luz o esa guia que le pueda abrigar esperanzas.
Con cariño
Mari


Tambien compro aunque no las utilizo tarjetas de navidada, de pintores con la boca, unicef, y ahora otra que no me acuerdo...

Cassiopeia dijo...

Mari, sospecho que presides el grupo!

Explicame lo de los pintores, danos webs, y me luce que bien pudieran ser tema de una de tus entradas.

(si ellos lo permiten!)

Abrazos

Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

Translate to your Language!

Get more followers

Plus

Bookmark and Share

Licencia CC

Creative Commons License
ConViviendo con Intruso by Cassiopeia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Puerto Rico License.
Based on a work at acualquieralesucede.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://creativecommons.org/.