Visitas de hoy en adelante... "Cualquiera" no contó el primer millón

Entre nos...

lunes, 6 de julio de 2009

Dos, y no le soy infiel

Al principio me costó trabajo porque no le había cogido el gustito. Digamos que me fue conquistando, hasta que me atrapó. Años después, fue en la cama. Pero en los últimos meses, se los pido en el escritorio. Es que me levanto tempranito a leer la prensa digital, y a estudiar. Entonces, nada sustituye ese golpetazo de cafeína antes de que salga el sol.

Los dos cafecitos que me hace mi esposo tienen que ser fuertes, con espuma, canela, azúcar y amor. ¡Ah! Y administrados de la misma forma en la que los fumadores empedernidos pasan de un cigarrillo al otro. De corridito. Sin prisa, pero sin pausa. Aunque parezca que no, es la mejor forma de saborearlo despacito y caliente. La misma cantidad en un tazón grande... se enfriaría.

Me pasa -como a Cualquiera le sucede- que en cada oficina que visito, al finalizar los almuerzos, durante las cenas y visitas, te lo ofrecen apetecible, calientito... pero siempre digo lo mismo. "Solamente dos al día, antes de que salga el sol; y, no le puedo ser infiel a mi esposo".

Le regalé un maquinón italiano por cafetera expreso; el molinillo; le hice una esquina especial en la cocina para ese "state of the arts" su "mimada" europea, y ahora le estoy regalando un curso de barista. Me están saliendo caritos los dos cafecitos diarios. Entonces, ¿cómo le puedo ser infiel? ¡A Cualquiera se le ocurre!

4 comentarios:

Kateryn dijo...

¿Qué haríamos sin el café? Y lo mejor es que ayuda a prevenir algunas enfermedades y contribuir a mantener en forma la memoria. Así que a tomar café por las mañanas!

Flaming Soul dijo...

Me encataría formar parte de la cafemanía, pero la cafeína y yo no somos buena mezcla!
Fiel a mi esposo tampoco porque no tengo, pero de seguro mi esposito me hara un buen té, y le seré siempre fiel! :)

Cassiopeia dijo...

Kat!
Qué despiste!!
Pensé que te había contestado!!
Honestamente, hasta que estudiaba maestría NUNCA acostumbré tomar café.
Ahora no puedo dejar de tomarlos antes de que salga el sol.
Por la noche, té.

Cassiopeia dijo...

Sofi bella!!!
Me perdonas tú también?
Menos mal que no me evaluaron por contestar rapidito... verdad?

Un esposito que te complazca en todo es lo mejor que te pueda pasar, así, un día le pides té, y otro limonada... eh?

Besos!

Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

Translate to your Language!

Get more followers

Plus

Bookmark and Share

Licencia CC

Creative Commons License
ConViviendo con Intruso by Cassiopeia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Puerto Rico License.
Based on a work at acualquieralesucede.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://creativecommons.org/.